La Ley sobre dependencia creará entre 35.000 y 50.000 empleos directos en la Comunidad Valenciana

1 de diciembre de 2006

La Ley sobre dependencia creará entre 35.000 y 50.000 empleos directos en la Comunidad Valenciana La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, aprobada ayer en el Congreso de los Diputados, es una de las reivindicaciones históricas de UGT y creará en la Comunidad Valenciana, , según las estimaciones realizadas por la UGT-PV, entre 35.000 y 50.000 empleos directos en el período 2007-2015, cuando debe estar plenamente operativo el Sistema para Autonomía y la Atención a la Dependencia, una muy buena noticia con la que conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se celebra el próximo domingo día 3 de diciembre.

Esta generación de empleo ha sido obtenida tras aplicar los ratios de empleo (personal necesario para atender a cada usuario) según cada tipo de servicio. Así, se prevé emplear 0,5 trabajadores por usuario de centros residenciales, 0,6 para residencias para grandes discapacidades, 0,35 por cada usuario de centros de día, mientras que por cada 100 usuarios de teleasistencia se prevé que se cree 1 empleo. Por último, en la ayuda a domicilio, la previsión indica 0,7 empleos por cada usuario de gran dependencia, 0,51 por los de dependencia severa y 0,21 por los de dependencia moderada. Según la UGT-PV, el mayor número de empleos que se crearán estarán relacionados con los servicios de atención residencial y ayuda a domicilio.

En la Comunidad Valenciana se calcula que hay un total de 312.875 personas que se encontrarían afectadas por algún tipo de discapacidad. De estos, 124.921 tendrían entre 6 y 64 años, mientras que otros 187.954 tendrían 65 o más años, por lo que estadísticamente, más de un 32% de las personas mayores de 65 años tienen algún tipo de discapacidad, mientras que este porcentaje se reduce a un 5% para el resto de la población.

Por otra parte, el perfil profesional de las personas que se van a dedicar al cuidado o atención personal más directa a los usuarios tendrá que ser personal especializado en geriatría o discapacidad y auxiliares de enfermería.

Para la UGT-PV es especialmente importante el efecto que esta Ley va a tener en la afloración del empleo sumergido o irregular de las personas que trabajan cuidando personas dependientes al servicio de familias sin contrato, ni cobertura social.

También un importante número de personas, en este caso, mujeres que han tenido que dejar de trabajar para cuidar a sus mayores, podrán hacer uso ahora de los recursos disponibles y reincorporarse al mercado laboral.

Por todo ello, la UGT-PV valora muy positivamente la aprobación de esta Ley, un derecho social demandado por la Unión General de Trabajadores desde 1998, que se ha visto reconocido con una norma que garantiza un derecho universal, equitativo y accesible para todos los ciudadanos, estableciendo criterios de financiación estables y suficientes a largo plazo.

La ley plasma el acuerdo, al que llegaron los Agentes Sociales (patronal y sindicatos), dentro del marco del dialogo social en diciembre de 2005 que además de dar respuesta al envejecimiento de la población, supondrá una mejora a las personas dependientes por razones de enfermedad y otras causas de discapacidad o limitación que se ha incrementado en los últimos años por los cambios producidos en las tasas de supervivencia de determinadas enfermedades crónicas y alteraciones congénitas y, también, por las consecuencias derivadas de los índices de siniestralidad vial y laboral.