Acción–reacción. Petra Araque

En el año 2005, la Generalitat Valenciana cedió un inmueble sito en la calle Martínez Cubells de Valencia para promover el Asociacionismo de  Mujeres. Actualmente una docena de Asociaciones tienen su sede en el citado inmueble, en él se reúnen periódicamente y en él llevan a cabo acciones de ayuda y asistencia a diferentes colectivos de mujeres.

El pasado 5 de junio, cada una de dichas Asociaciones recibieron una carta, en la cual Celia Ortega, Directora de la Familia y Mujer, las instaba a abandonar dicho inmueble el día 25 de junio, avisando de que tenían hasta ese día para recoger sus pertenencias.

Después de siete años de uso del inmueble, viendo como crecía el número de  Asociaciones, así como la actividad realizada en él, la Generalitat decide desalojarlas, dejarlas en la calle y todo esto de ya para ya, sin una previa reunión, sin un cara a cara y mirando a los ojos. La explicación dada en la carta una: recortes; por desgracia la Generalitat tiene que recortar y no puede sufragar los 25.000 euros que cuesta mantener el inmueble al año.

Sí, 25.000 euros al año, sin duda una cantidad ridícula que la Generalitat se ahorrará dejando en la calle a 12 Asociaciones y tras ellas a muchas mujeres. A esto le llaman promover el asociacionismo. Nos viene a la mente el Puente de las Flores, siempre con flores frescas, recién colocadas y después de unos días a la basura, y nos preguntamos ¿cuánto cuestan estas flores cada año?, no tenemos la respuesta, pero sin duda mucho más que 25.000 euros al año, claro que cuando hablan de asociacionismo se refieren al de las flores, no al de las mujeres.

A la Generalitat Valenciana y a Celia Ortega, Directora de Mujer y Familia, las mujeres agrupadas les molestamos, les incomodamos y chirriamos y cuanto más dispersas estemos mejor.

Acto seguido, después de recibir la citada carta de desalojo, las mujeres socias de la vida –como diría Marcela Lagarde- y socias de dichas Asociaciones, así como Sindicatos y grupos políticos, reaccionamos con rapidez, citando  a los medios de comunicación para que se hicieran eco de lo que estaba pasando.

Precisamente, ayer lunes 11 de junio había convocada una reunión del Consejo Valenciano de la Mujer, el cual preside Celia Ortega. El fin de semana pasado, las Asociaciones avisan de que se concentrarán, media hora antes en la puerta de la Conselleria de Bienestar Social, donde se iba a celebrar la reunión de dicho Consejo.

Ante la reacción unánime de protesta, fueron convocadas a una reunión “extraordinaria”; en ella, se les anunció una prórroga en el plazo del desalojo, pidiendo disculpas por las formas y comprometiéndose a buscar, por “consenso”, una solución. Por tanto, de momento y hasta nueva orden, no hay desalojo express, seguiremos reuniéndonos en el inmueble de la calle Martínez Cubells hasta que se nos reubique. No nos quedaremos sin espacio. 

Firmado: Petra Araque Catena, secretaria de la Mujer UGT-PV.

Información básica Servicio de hogar familiar 2015