Se presenta Cultura per la igualtat: cercle feminista

Ayer tuvo lugar en el Colegio Mayor Rector Peset de Valencia la presentación de Cultura per la igualtat: cercle feminista, acto que contó con la presencia de Petra Araque, secretaria de la mujer de la UGT-PV, entre otras representantes de diversas organizaciones políticas y sociales. El acto fue presentado por la senadora Carmen Alborch, y amadrinado por las filósofas Celia Amorós y Amelia Valcarcel quienes hicieron una glosa sobre el feminismo actual, sus orígenes y su futuro.

Carmen Alborch, ante una sala repleta, presentó la iniciativa de Cultura per la igualtat y resaltó que las organizaciones de mujeres valencianas ha sido históricamente por su activismo y compromiso una parte muy importante dentro del movimiento feminista del Estado español y pretende seguir siéndolo.

Por su parte, Amelia Valcárcel, quien definió a Amorós como su maestra, disertó sobre los últimos avances del papel de las mujeres en la sociedad y criticó los últimos retrocesos promovidos por el actual Gobierno. Para Valcárcel la crisis económica que estamos soportando es la excusa para devolver a las mujeres a un papel subsidiario; una involución contra la que hay que resistir.

 

 

 

Posteriormente, Amorós hizo un repaso sobre los orígenes del pensamiento político y su vinculación con la igualdad. Una igualdad que surge como concepto cuando el logos sustituye al mito en la antigua Grecia. Asimismo, habló de la importancia del lenguaje como representación del mundo y de la necesidad de visualizar a las mujeres en todos los ámbitos a través del mismo. Por último, señaló que la educación en igualdad se convierte en la piedra angular para lograr una sociedad justa y democrática.

 

 

 

Manifiesto fundacional de Cultura per la igualtat: cercle feminista  

En el año 1970 el Movimiento Democrático de Mujeres (MDM), uno de los  primeros grupos de mujeres que se organizaron en Valencia, elaboró  su primer programa, en el que se recogía la necesidad de unión de todas  las mujeres para luchar por su liberación haciendo un llamamiento a la movlización femenina.

Las militantes del MDM valenciano comenzaron a desarrollar en 1971  su trabajo en la Subcomisión Cultural Mujer de Hoy, del Ateneo Mercantil en la ciudad de Valencia y en los barrios.

En los años siguientes, en la escena política valenciana fueron apareciendo diversas organizaciones y grupos  feministas: en la universidad, como por ejemplo la Asociación de  Mujeres Universitarias, en los sindicatos, en las asociaciones de vecinos, que crearon en octubre de 1976 la Coordinadora de Grupos de Mujeres del País Valencià.

Se constituyó también la Asamblea de Mujeres de Valencia, llevando a cabo ambas  plataformas una importante lucha por los derechos básicos de las mujeres, entonces inexistentes.

Es innegable la importancia que tuvo el movimiento feminista  en los años de la transición y en la propia democratización española.

Su protagonismo fue esencial para la configuración de la ciudadanía de las mujeres en la democracia, contribuyendo a la construcción de una democracia moderna, más libre y más igualitaria. Pero además, ha sido un movimiento  fundamental y pionero para la inclusión en  la agenda pública de cuestiones y reivindicaciones  relativas  la consecución de la igualdad de oportunidades  entre los sexos. Algunas de ellas son hoy una realidad, otras continúan pendientes.

Las mujeres de hoy nos sentimos parte de esta historia,  herederas de su legado y comprometidas en continuar con  la reivindicación de los derechos de las mujeres.

Las organizaciones de mujeres valencianas han sido históricamente, por su activismo y compromiso, una parte muy importante dentro  del movimiento feminista del estado español,  y queremos seguir siéndolo en el futuro. 

La situación política en la Comunidad Valenciana, y el sectarismo practicado desde sus instituciones, muchas de ellas creadas a petición de las organizaciones de mujeres, como el Institut Valencia de la Dona (hoy reducido a Dirección general de familia y mujer,) son factores determinantes que no han favorecido la articulación de las organizaciones de mujeres, mermando su capacidad de influencia social y política en decisiones claves para el futuro de las mujeres valencianas.

La actual coyuntura de crisis económica, está siendo aprovechada para ajustar cuentas con muchos de los logros que hemos ido alcanzando y retrotraernos al siglo pasado. Seguramente a quienes nunca lucharon por la conquista de los derechos de las mujeres, esto les puede parecer intrascendente, pero para las mujeres que dieron la cara por otras mujeres y saben de lo costoso de cada avance este no es un tema menor, sino crucial.

Como ejemplo, no se habla de la reconocida dificultad de tener y educar hijos e hijas en una sociedad con escasos servicios públicos y un mecado laboral precario, pero se hacen confusos discursos morales en absoluto basados en la realidad social, y que únicamente parecen dirigidos a satisfacer las pretensiones de una parte minoritaria y retrógrada de la sociedad.

ANTE ESTA SITUACIÓN, un número  importante de organizaciones de mujeres,  de la universidad, sindicalistas,  emprendedoras y profesionales  de ámbitos distintos y otras muchas  mujeres feministas, hemos decidido  dar un paso al frente para, desde  nuestra pluralidad y diversidad,  aglutinar todo nuestro esfuerzo  en la defensa de los derechos  conquistados y continuar trabajando  en pro de una sociedad más  democrática donde la igualdad  no sólo sea un derecho sino también un hecho.

Somos conscientes de que los retos que tenemos por delante son complejos,  pero sólo los podremos abordar desde el compromiso colectivo, desde la convicción de que juntas somos mucho más fuertes. El movimiento de  liberación de las mujeres  se ha demostrado imparable. Las  mujeres de la primavera árabe nos han dado buena muestra de ello,  ahora nos corresponde a nosotras estar a la altura de las circunstancias.  

POR TODO ELLO, reunidas de nuevo en el Ateneo mercantil,  acordamos la creación de “Cultura per la igualtat: cercle feminista” como un espacio de encuentro de organizaciones y mujeres  comprometidas en la lucha por  la igualdad. Decididas a no  dar un paso atrás en los derechos alcanzados,  hoy, como hizo en los años 70 el  movimiento feminista valenciano, y  en el mismo lugar, volvemos a reivindicar  la necesidad de unión de las mujeres  valencianas y hacemos un llamamiento a la movilización.  

OBJETIVOS

Este movimiento de mujeres nace con tres grandes objetivos generales:
 
1.Impulsar la cultura de la igualdad en todos los ámbitos de la vida, así como en las instituciones y las políticas públicas de la sociedad valenciana.

2.Crear un espacio abierto de reflexión y participación, de conexión y encuentro entre las mujeres valencianas que permita una mayor relación entre todas nosotras, para conocer las diversas inquietudes y propuestas y diseñar conjuntamente las mejores estrategias en la defensa de los derechs de las mujeres.
 
3. Fortalecer el movimiento asociativo de mujeres. Se pretende, en definitiva, aunar esfuerzos y optimizar recursos.

Más concretamente, contemplamos los siguientes OBJETIVOS ESPECÍFICOS:
 
1.Promover pactos entre las mujeres en defensa de las reivindicaciones comunes a favor de la igualdad.

2.Fortalecer la cooperación entre las organizaciones de mujeres y las mujeres feministas, favoreciendo la creación y ampliación de redes. 

3.Exigir el reconocimiento de la democracia participativa por los poderes públicos de la Comunidad Valenciana.

4. Impulsar la participación de las organizaciones de mujeres en la elaboración, aplicación y evaluación de las políticas de igualdad que se pongan en marcha en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana.

5.‐ Elaborar estrategias de comunicación e información efectivas, con capacidad de impacto en la sociedad.
 
Para alcanzar todos estos objetivos, proponemos como ESTRATEGIAS:
 
Fijar con claridad las propuestas y acciones a desarrollar en todos y cada uno de los ámbitos en los que la igualdad sigue sieno una asignatura pendiente.
 
Difundir nuestras acciones y motivaciones, prestando especial atención a nuestra estrategia comunicativa, para favorecer la toma de conciencia de otras mujeres y el contacto con los agentes sociales, impulsando el crecimiento del movimiento y el futuro de nuestra lucha.

Información básica Servicio de hogar familiar 2015