5 de junio de 2006

La UGT-PV denuncia que un 35% del territorio valenciano está en una fase de desertificación graveEN EL DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE DEDICADO A LOS DESIERTOS Y LA DESERTIFICACIÓN. La UGT-PV denuncia que, según datos del Centro de Investigación sobre la Desertificación (CIDE), un 35% del territorio de la Comunidad Valenciana está en una fase de desertificación grave, mientras que el 80% del territorio está amenazado por la misma y el 6% del territorio está en fase irreversible, lo que para la UGT-PV exige la aprobación de un Plan específico de lucha contra este problema.

Para la UGT-PV en la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente se presenta una nueva ocasión para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de la preservación de los recursos naturales y, en particular, sobre la necesidad de una adecuada planificación del territorio. El lema escogido por la ONU este 5 de junio de 2006 es “Desiertos y Desertificación ¡No abandones a los desiertos!”, y con él se pretende recordar la situación de las tierras áridas que, en la Comunidad Valenciana, tienen especial riesgo debido a las características climáticas y a los impactos ambientales causados por las prácticas agrícolas inadecuadas, la construcción desordenada y, sobre todo, a los incendios forestales que aumentan la facilidad de erosión del suelo. A lo que se une la escasez de agua y el aumento progresivo de la temperatura que sufre nuestra comunidad.
 
 Por ello, la UGT-PV reclama un Plan autonómico de lucha contra la desertificación, en el que se desarrollen programas específicos que abarquen los distintos frentes de actuación y coordine las distintas políticas sectoriales en materia de reforestación, gestión de recursos hídricos, planificación urbanística, políticas agrarias, etc.

 Además, la UGT-PV recuerda que existen normas autonómicas como la Ley de Suelo No Urbanizable y la Ley de Ordenación del Territorio y Protección del Paisaje, que marcan como objetivos fundamentales la conservación del suelo, pero que a la hora de la verdad no se aplican correctamente en cuestiones como el desarrollo urbanístico descontrolado, por lo que la UGT-PV demanda la autorización de zona urbanizable por parte de las Administraciones locales y vincular la expansión urbanística a la disponibilidad hídrica según el criterio de la correspondiente Confederación Hidrográfica.

Por otra parte, UGT-PV demanda que se potencie la formación integrada de los agentes forestales, tanto desde el punto de vista técnico forestal como en lo relativo a las funciones de policía, para que estos profesionales puedan contribuir con eficacia a la conservación y gestión sostenible de las masas forestales.

 Sólo una política global que integre la regulación y gestión del conjunto de elementos que conforman los espacios naturales, basada en el consenso social y territorial y en el compromiso de todos los ciudadanos permitirá alcanzar el objetivo de frenar la desertificación, uno de los relevantes problemas ambientales que afecta a nuestra comunidad.

 

0
0
0
s2smodern