Mesa redonda Río+20: Empleo verde y trabajo decente

La próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, a celebrar del 20 al 22 de junio de 2012 en Río de Janeiro (Río+20), recoge entre los temas adoptados el de la economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. En este marco tuvo lugar ayer en la Escola Vicent Redolat una mesa redonda en la que debatimos en torno a los motores que pueden impulsar esta transformación, bajo el título: RÏO+20: Empleo Verde y Trabajo Decente”.

La inauguración del acto corrió a cargo de Conrado Hernández. Secretario General de la UGT-PV, quien advirtió que no podemos dar ni un paso atrás en las políticas de protección del medio ambiente. Hernández señaló respecto al empleo verde que allí donde haya una opción para el empleo de calidad y con derechos, la UGT debe de tener y defender su discurso, y si no lo tiene, formularlo, o adherirse a aquél que consideremos pertinente y acorde con nuestros principios.  Hablar de medioambiente y de sostenibilidad, no es para nosotros hablar de algo extraño, es hablar de una urgencia que ya tenemos asumida desde hace muchos años como un contenido básico de nuestro pensar y hacer sindical.

A continuación tuvo lugar la mesa redonda presentada y moderada por Carlos Calero, Secretario de Salud laboral y Medio Ambiente de la UGT-PV, quien aseguró que la transformación de la economía a través de cambios como la fiscalidad verde está más de actualidad que nunca por el contexto de crisis en que vivimos. Así mismo recalcó que ésta no puede ser una excusa para frenar el impulso del empleo verde, como ha ocurrido con las energías renovables con el decreto que suspende las primas que deberían cobrar las nuevas instalaciones de generación eléctrica con este tipo de tecnologías, afectando a empresas tan importantes como Gamesa.

Intervino en primer lugar Francisco Higón, profesor del Departamento de Economía Aplicada de la Universitat de València, sobre cómo enfocar una nueva fiscalidad que nos permita compartir en la sociedad la riqueza económica y medioambiental de manera justa. La reforma fiscal ecológica mediante impuestos verdes nos permitiría avanzar en la consolidación fiscal, siempre acompañada de ajustes que permitan compensar los efectos negativos con las personas de menor poder adquisitivo. En este sentido España se encuentra a la cola de los 27 de la UE en la aplicación de este tipo de impuestos, que ya son utilizados incluso en países intervenidos como Irlanda.

Por su parte Carlos Alfonso Mellado, Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universitat de València, aseguró que una economía sostenible debe ir de la mano de la protección social que ofrezca garantías al ciudadano frente al futuro. La política social debe proveerse de los recursos suficientes para la seguridad social, asegurar unas condiciones de trabajo saludables y seguras, una distribución justa del progreso y un salario mínimo vital. A su vez, los trabajadores más protegidos tienen más garantías para reivindicar sus derechos sindicales.

Por último intervino Isabel Mª Navarro, Secretaria de Cambio Climático y Medio Ambiente de UGT-CEC, quien incidió en la problemática de que los grandes olvidados en todos los procesos de cambio somos los trabajadores. El movimiento sindical tiene una responsabilidad en hacer que este cambio hacia la economía verde sea deseable y que la gente trabajadora se beneficie de él. Para ello el sindicalismo internacional ha elaborado el concepto de Transición Justa, que incluye una serie de políticas y medidas para garantizar más cohesión y justicia social: la iniciativa de un piso de protección social para 2020, la implantación del impuesto sobre transacciones financieras y que se fijen objetivos de empleo verde y trabajo decente país por país, de forma que en cinco años se pueda duplicar el número de empleos verdes. En este sentido Isabel hizo referencia a un informe de la Confederación Internacional Sindical en el que se afirma que dedicando el 2% del PIB al fomento de los sectores ambientales se crearían en España 1.700.000 empleos verdes, en energías renovables, transporte sostenible, rehabilitación energética de edificios, agricultura ecológica, gestión de residuos, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mesa redonda Río+20: Empleo verde y trabajo decenteAnte la cumbre de RIO+20, el sindicalismo global está convencido de la necesidad de construir un modelo de desarrollo universalizable, que respete los límites ambientales del planeta, que revierta la mercantilización y degradación del patrimonio natural y que los esfuerzos y las oportunidades por hacerlo se repartan equitativamente de acuerdo con las distintas responsabilidades y capacidades de cada país.

0
0
0
s2smodern