Valoración de UGT-PV respecto de los datos de la EPA del 2t2016

Valoración de UGT-PV respecto de los datos de la EPA del 2t2016

UGT DEMANDA MEDIDAS DE APOYO PARA LAS PERSONAS PARADAS DE LARGA DURACIÓN. Desde UGT-PV consideramos que el descenso del paro que se ha producido en la Comunitat Valenciana en este 2º trimestre de 2016 según los datos de la EPA, con 9.400 personas paradas menos, es insuficiente si no va acompañado de las políticas necesarias para crear empleo estable y de calidad, ya que esta disminución viene de la mano de actividades estacionales con empleo temporal y de bajos salarios.

El número de personas desempleadas de larga duración continua en niveles muy elevados y no hay que olvidar que tras estas cifras se encuentran trabajadores y trabajadoras desempleadas con especiales dificultades para volver a incorporarse al mercado laboral, con situaciones económicas cada vez más precarias.

Demandamos de manera urgente un impulso de las políticas activas de empleo, a la vez, que se implementen medidas para paliar la negativa situación económica de este colectivo, junto con otras medidas expansivas que fomenten el crecimiento económico, apostando por el sector industrial (pero también por el resto de sectores) basando su impulso en un mayor valor añadido, y una ocupación de calidad, estable y con derechos.

La incertidumbre económica nacional e internacional y también la política, deben resolverse, con medidas serias que acaben con años de austeridad y con una reinvención de la Unión Europea, que recupere sus valores de solidaridad, equidad e igualdad.

En cuanto al análisis de la Encuesta, se reduce la población parada durante este trimestre. Actualmente hay 519.600 personas paradas, 9.400 personas menos que en el trimestre anterior, lo que supone un descenso del 1,77%. La tasa de paro disminuye ligeramente, situándose en el 21,30%, pero se incrementa la diferencia con la media española, cuya tasa de paro es del 20%. Estas cifras muestran una fuerte ralentización en la evolución del desempleo, puesto que en el mismo trimestre en el año 2015 la disminución del paro fue sustancialmente mayor, 30.400 personas menos, un 5,16%.

Esta menor disminución se debe principalmente al aumento del desempleo durante este trimestre en la provincia de Alicante, que en el año 2015 experimento un fuerte descenso en su variación intertrimestral.

Analizando los datos según sexo, se observa un aumento entre las mujeres y un descenso entre los hombres, y por edades, aumenta el paro de las personas jóvenes.

El número de personas paradas de larga duración todavía se sitúa en niveles muy elevados, 316.500 personas, a pesar de haber disminuido respecto al primer trimestre de 2016 en 18.000 personas, representando el 60,91% del total de las personas paradas.  

En cuanto a la evolución del paro por sectores el desequilibrio es evidente, ya que la disminución se concentra en el sector servicios y, especialmente, en términos relativos, en el sector de la construcción, así como en la agricultura, mientras que preocupantemente, el desempleo aumenta en el sector industrial.

La evolución de la ocupación en el sector industrial durante el 2016 es negativa en términos intertrimestrales, con una destrucción de empleo de 12.000 personas, un 3,74%, pero también en términos interanuales, (28.300 ocupados menos, un 8,4%) es decir, se vuelve a destruir empleo en la industria, tras un año 2015, en que aumentó durante el mismo periodo. En el resto de sectores la ocupación aumenta, concentrándose en el sector servicios, como sucede estacionalmente.

Estas cifras muestran que el fuerte aumento del PIB no se está traduciendo en una recuperación del mercado laboral y se sigue sosteniendo en pilares débiles.

De hecho, la tasa de temporalidad se sitúa en el segundo trimestre de 2016, en el 27,20%, situándose por encima de la media española que es del 25,70%, y mostrando claramente, el fracaso de la reforma laboral, que no ha resuelto el problema estructural de la fragilidad del empleo generado.

Por otra parte, el porcentaje de hogares con todos sus miembros en paro se sitúa en la Comunidad Valenciana, en el 11,89%, lo que supone una leve mejora con respecto al trimestre anterior. El porcentaje se sitúa ligeramente por encima de la media española que es del 11,14%.