UGT, CCOO y ONGD se suman a la campaña para solicitar al G-20 un impuesto internacional a las transacciones financieras

La cumbre de Seúl del G-20 ha de abordar el desempleo y la pobreza
 
Cientos de organizaciones de la sociedad civil, Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (ONGD) y sindicatos de más de 40 países, piden al G-20, mediante una Declaración, que escuche a las personas y no sólo a los banqueros y se suman a la acción para implementar un impuesto internacional a las transacciones financieras.

A la campaña se han unido la CSI y la CES, así como muchas de sus afiliadas nacionales entre las que se encuentran CCOO y UGT, que consideran que la Cumbre del G 20 que tendrá lugar en Seúl, los días 10 y 11 de noviembre, debería progresar en decisiones concretas, con medidas como el impuesto sobre las transacciones financieras internacionales, como una vía para generar ingresos necesarios para financiar el desarrollo en todo el mundo y subsanar los déficits financieros a escala nacional e internacional.

Esta campaña ha recibido el respaldo de investigaciones del Fondo Monetario Internacional y de la propia Comisión Europea que debería defender dicho impuesto como posición común europea en la Cumbre del G 20 en Seúl.