Siete subsaharianos consiguieron saltar el jueves la valla que separa Marruecos de Melilla.

Pero muchos se quedan en el camino. No sabemos sus nombres ni sus historias. Ese es el caso de una veintena de hindúes abandonados en el desierto y otros tantos subsaharianos obligados a cruzar la frontera marroquí. El secretario de UGT en Alicante, Óscar Llopis, y el fotógrafo de INFORMACION José Manuel Carratalá los encontraron. Perdidos. Sin nada. Sin esperanza.

Desde aquí puedes leer el texto completo de esta noticia en formato pdf Image

0
0
0
s2smodern