Unión General de Trabajadores del País Valenciano

22 de junio de 2008

Sectores estratégicos. Rafael Cervera Los paros realizados por alguno de los colectivos de transportistas durante la pasada semana han puesto de manifiesto la vulnerabilidad de algunos sectores como la agricultura y la ganadería ante situaciones de conflicto más o menos agudo, que en principio, no tienen nada que ver con ellos pero cuyas consecuencias recaen directamente sobre su capacidad de ofrecer a la sociedad el producto de su trabajo.

De esta manera y en el caso que nos ocupa, la fruta de verano, que se encuentra en plena campaña de recogida, como los melocotones, las nectarinas, albaricoques, ciruelas, sandías o cerezas, sin olvidar las diversas hortalizas, se ha visto seriamente afectada en su distribución, una cuestión que dado su carácter perecedero ha hecho perder gran parte de la producción de forma irreversible y ha traído nuevas pérdidas para este sector, que desde la UPA-PV consideramos insuficientemente protegido.

Asimismo, los sectores ganaderos también han visto cómo se echaba a perder una parte de su cabaña, sobre todo la que debía desplazarse en ese intervalo de tiempo. Los profesionales de la ganadería no han podido comercializar la leche de dos o tres días, ya que su capacidad de almacenamiento en granja lo impide, algunas no disponían de pienso en las granjas y, otras veces, los animales han permanecido retenidos en las explotaciones durante una semana, teniendo que ser alimentados, para ser finalmente penalizados por el exceso de peso que dieron en el sacrificio posterior. Así, la UPA-PV valora las pérdidas de ambos sectores entre los 9 y 10 millones de euros, pérdidas que hacen más honda la preocupación por la subsistencia de unos sectores que desde hace varios años viven permanentemente amenazados.

Aunque parezca ocioso decirlo, desde la UPA-PV tenemos muy claro que de nuevo la distribución ha puesto en jaque a las pequeñas y medianas explotaciones, porque cuando no es por los abusos en los precios, decretados desde las cúpulas de la misma, lo es por el bloqueo con el que algunos transportistas, más o menos cercanos a ellas, quisieron poner en jaque al gobierno, pero claro, de nuevo es el pequeño y mediano agricultor y ganadero quien ha de pagar los platos rotos.

En este sentido, la UPA-PV mantiene una campaña de concienciación en toda España para, además de denunciar las malas prácticas de la distribución, establecer, mediante una iniciativa legislativa popular, una ley de márgenes comerciales que penalice los comportamientos abusivos de la distribución.

Pero más allá de esta campaña, necesaria para estabilizar las rentas de los agricultores y ganaderos, la UPA-PV considera imprescindible que las actividades agrícolas y ganaderas, por sus especiales características, tengan la consideración de sectores estratégicos de modo similar al que posee el sector energético en nuestro país.

De esta manera, en situaciones como la vivida en la última semana  sería posible establecer corredores seguros por lo que dar salida a las producciones agrarias, es más, hemos de recordar que muchas de ellas son además la base imprescindible para la elaboración de productos de primera necesidad y que por tanto han puesto en serio peligro el abastecimiento de la población.

En todo caso, la UPA-PV considera, desde el respeto al derecho de reivindicación y de huelga del colectivo de transportistas que no está en cuestión, que éste no debe estar reñido con la garantía de salida de las producciones agrícolas y ganaderas de las explotaciones para su comercialización.

Sectores estratégicos. Rafael Cervera Firmado: Rafael Cervera Calduch, secretario general de la UPA-PV.

0
0
0
s2smodern

 

UGT RGB 300 face.fw twit instayou.fw SNI 

 

Atlantis
El servicio asegurador de tu sindicato
Síguenos en Twitter
SerdUGT
la plataforma de servicios de nuestros afiliados y afiliadas