Unión General de Trabajadores del País Valenciano

25 de marzo de 2007

Ascensores para jóvenes sin recursos. Esther Ortega A estas alturas, nadie puede dudar y en la UGT-PV podemos dar fe de ello, que la formación es una tarea que los trabajadores y trabajadoras hemos de realizar a lo largo y ancho de toda la vida. El ritmo acelerado de los cambios que se producen a nuestro alrededor nos obliga a ello, pues de lo contrario es renunciar a mejorar, algo que sólo se lo pueden permitir unos pocos, precisamente aquéllos que no se juegan el futuro en el mercado laboral, sino que lo tienen asegurado por la fortuna familiar o por un pelotazo que parece situarles por encima del bien y del mal.

Los demás sabemos muy bien que la formación es la puerta del ascensor social. Ascensor que tiene un coste evidente y que, con los años, no hace más que aumentar. No es comparable el coste de la enseñanza obligatoria, con el de la universidad, y, menos con el de los estudios de posgrado, tan necesarios para obtener una especialización que en la actualidad se antoja ineludible.

Hasta no hace mucho tiempo, únicamente accedían a las universidades las personas sobradas de recursos; posteriormente las becas y demás herramientas dirigidas a las personas sin recursos, hicieron posible ampliar la base de universitarios en nuestro país, lo que ha supuesto el ascenso social de muchas personas que demostraron, en las aulas y en sus puestos de trabajo, que la inteligencia no está vinculada genéticamente al dinero.

Luego, al aumentar los titulados, surgieron los estudios de posgrado y master que venían a ser una nueva criba. No en vano, en la mayor parte de ellos el requisito fundamental es pagarlo, sin pruebas de aptitud o similares.

Ahora bien, el nuevo esquema común de estudios superiores en la Unión Europea, aprobado en Bolonia y que unificará los actuales títulos de licenciados y diplomados en grados de cuatro años, apunta en la dirección de los estudios de posgrado como única posibilidad de adquirir la especialización necesaria para competir en la llamada sociedad del conocimiento.

Pero un curso tipo de posgrado alcanza un coste medio de entre 1.500 y 3.000 euros, aunque hay otros que se elevan hasta unas cifras astronómicas, y su duración puede ser desde unos seis meses a un par de años.

Ante esta coyuntura, cabía la posibilidad de que muchos de los estudiantes que están a punto de terminar la carrera, precisamente los que disponen de menos recursos, tuvieran que abandonar el camino de la especialización, no ya por su falta de capacidad, sino por el importe de estos cursos. 

Frente a ello, hemos de felicitarnos por el hecho de que el Gobierno estatal haya decidido conceder a partir del próximo curso al menos 6.000 préstamos para sufragar los estudios de posgrado, sin intereses, ni comisiones, ni gastos de cancelación.

Dichos préstamos, a los que pueden acogerse también los titulados en los últimos cinco años, serán de 6.000 euros iniciales y 800 más al mes durante 21 mensualidades, mientras que el alumnado deberá devolverlos cuando alcance unos ingresos mínimos, cifrados en 22.000 euros anuales, cantidad a partir de la que es obligatoria la declaración del IRPF. En el caso de que el alumnado no haya alcanzado dicha renta en 15 años, la deuda se extingue.

Además de esta medida, que supondrá un desembolso al Estado de 50 millones de euros, mucho menos que el dinero que la Generalitat Valenciana gasta en este año en una marea de publicidad institucional, el gobierno ha aprobado el aumento de la cuantía de las becas Erasmus para complementar los estudios en otros países de la Unión Europea hasta los 500 euros, que serán abonados antes y no después de dicha estancia.

En definitiva, desde la UGT-PV nos felicitamos de encontrarnos ante una apuesta firme por la igualdad de oportunidades que debe permitir al alumnado con capacidad, pero sin recursos, coger el ascensor social con préstamos estatales para alcanzar las metas que ellos mismos se propongan. Mientras tanto, las radios y televisiones de la Comunidad Valenciana no cesan de cantar no sé qué virtudes de las políticas de la Generalitat.

Ascensores para jóvenes sin recursos. Esther Ortega Firmado: Esther Ortega Bordería, secretaria de Juventud de la UGT-PV.

0
0
0
s2smodern

 

UGT RGB 300 face.fw twit instayou.fw SNI 

 

Agenda UGT-PV

Síguenos en Twitter
Atlantis
El servicio asegurador de tu sindicato
SerdUGT
la plataforma de servicios de nuestros afiliados y afiliadas