Unión General de Trabajadores del País Valenciano

opinion diario información Yaissel UGTPV

Yaissel Sánchez Orta, Secretaria Territorial UGT L´Alacantí – La Marina

Si miramos el lado positivo de estos momentos de desolación, encierro, y preocupación, nos quedamos con todas las acciones y actos solidarios que han estado surgiendo con un sinfín de iniciativas, todas ellas loables, que nos definen como seres humanos y definen nuestro comportamiento como sociedad, a todas esas personas gracias.

Estamos de acuerdo que es una crisis sin precedentes y la superaremos -de eso no nos cabe la menor duda- pero todas y todos unidos, y llamo a la reflexión, porque aunque somos conscientes de que la situación es complicada, que gran parte de la actividad está inhabilitada, que estamos y tenemos que seguir realizando un esfuerzo colectivo, pero ¿qué pasará el día después?

Que pasará el día después, aún cuando se han estado tomando medidas para paliar esta situación por parte del Gobierno, de nuestra Generalitat, de los Ayuntamientos, de la Unión Europea -aunque creemos, que este organismo europeo debe responder con mayor contundencia y solidaridad en las propuestas económicas-, e incluso algunas empresas que haciendo uso de la responsabilidad social, están permitiendo que sus trabajadoras y trabajadores se vean afectados lo menos posible, y aún así no son suficientes, por eso, seguimos preguntándonos ¿Qué pasará con esos cientos de miles de puestos de trabajo que corren el riesgo de perderse y que tienen difícil recuperación?

Somos conscientes que tenemos una provincia que su producto interior bruto (PIB), cobra gran relevancia con las actividades vinculadas al turismo, al que hay que sumarle el comportamiento de un mercado laboral, que tradicionalmente en estos meses del año, está subordinado al empleo estacional que no deja de ser en parte también precario, y aunque la situación ya de por sí es hostil con el empleo, tenemos que añadir actuaciones empresariales irresponsables y denunciables que nos pueden llevar a los peores escenarios de la época de crisis económica que ya vivimos hace tan solo unos años y de la cual, todavía existen muchas familias que siguen viviendo en condiciones de supervivencia y sin esperanza, por ello necesitamos mayor protección colectiva para que no se incrementen la fractura social existente.

Una vez más, los motivos son suficientes para hacer un llamamiento de responsabilidad a todas aquellas empresas oportunistas que actúan de mala fe, que están despidiendo sin piedad y sin rubor alguno, intentando presentar expedientes de extinción, o incluso utilizando artimañas para despedir individualmente sin haber necesidad, eludiendo su obligación con sus trabajadores y trabajadoras, situaciones estas que siempre venimos denunciando desde UGT y más ahora cuando los ERTES son la alternativa para los despidos, ya que las fórmulas que hemos propiciado facilitan la recuperación del empleo así como de la actividad de la empresa.

Tenemos el deber de no dejar a nadie atrás, pensemos en las personas primero, y cada noche, cuando participamos en esos aplausos y abrazos solidarios colectivos, que nos emocionan, reivindiquemos que la solidaridad debe extenderse verdaderamente a toda la sociedad, porque para salir de esta situación se necesita de una responsabilidad colectiva, esa será la única forma de superar los retos de la crisis sanitaria, que aunque se resienta la economía, ayudará a que no derive en una gran crisis económica, así que actuemos al unísono de cara al día después.

0
0
0
s2smodern

 

UGT RGB 300 face.fw twit instayou.fw SNI 

 

Atlantis
El servicio asegurador de tu sindicato
Síguenos en Twitter
SerdUGT
la plataforma de servicios de nuestros afiliados y afiliadas