Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA

UGT reclama políticas que tengan en cuenta a las personas con VIH y sus necesidades y la constitución de una Mesa de Dialogo Social en esta materia

En el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA, UGT recuerda que, a día de hoy, el VIH sigue siendo una enfermedad estigmatizante y, a pesar de que existen recomendaciones internacionales, como la 200 de la OIT sobre el VIH y el mundo del trabajo, y pese a la implementación de mecanismos como el Pacto Social por la no discriminación y la igualdad de trato asociada al VIH, el sindicato continúa detectando discriminaciones en el ámbito laboral.

Por eso la acción sindical de UGT quiere asegurar que en los entornos laborales no se vulneren los derechos de las personas trabajadoras afectadas y a no permitir que el VIH sea un elemento excluyente ni social ni laboralmente. En este sentido, el sindicato considera que son indispensables acciones formativas e informativas, de prevención y sensibilización, que permitan avanzar en la lucha y eliminación de la discriminación en el empleo basado en el estado serológico de una persona.

Conscientes de ello, este año en el marco de este día, la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores, ha querido celebrar la jornada “Cómo alcanzar la igualdad de las personas afectadas por el VIH y el SIDA” con el objetivo de impulsar y reforzar el compromiso del sindicato con las trabajadoras y trabajadores con VIH, defendiendo y garantizando tanto sus derechos como su dignidad y ofreciendo una respuesta acorde a sus necesidades. El estado serológico no puede constituir un obstáculo para acceder a un puesto de trabajo, ni la continuidad en el empleo.

Además, UGT se une a la celebración de este día, iluminando nuestra sede de color rojo para dar visibilidad a esta enfermedad que actualmente, y gracias a la investigación, es crónica y permite envejecer.

Prioridad en la agenda política

El VIH debe seguir siendo una prioridad en la agenda política, con el desarrollo de programas de prevención, promoción de la salud y tratamiento, junto a campañas de sensibilización e información. Además, las políticas públicas, especialmente de empleo, deben tener en cuenta a las personas con VIH y sus necesidades.

Por ello, UGT reclama al gobierno una Mesa de Dialogo Social en esta materia para defender los derechos de los trabajadores, proteger los puestos de trabajo, intensificar los esfuerzos en prevención y, apoyar los cuidados y su tratamiento.

El sindicato apuesta por desarrollar cuantas acciones sean necesarias para favorecer la erradicación de la discriminación de las personas afectadas por el VIH y el SIDA en el ámbito laboral y fomentar la igualdad de oportunidades.