Francisco Sacacia, Secretario General de UGT Comarques de Castelló.

Si los datos de la actividad económica en la provincia de Castellón, demuestran que no son buenos, por no decir que son malos, el futuro no parece demasiado prometedor, ya que empresas de diferentes sectores, están planteando ERES, como si se hubiera abierto la veda. La mayoría de estos ERES, se plantean en empresas pertenecientes a grupos de inversión, mayoritariamente extranjeros, pero algunos nacionales. Con respecto a estos últimos, los nacionales, vamos a referirnos, concretamente al que adquirió la empresa Hoteles Marina D´or, futura Magic World.

Marina D’or, fue conocida durante muchos años como Ciudad de Vacaciones, un lugar ideal para familias y en primera linea de playa, incumpliendo la ley de Costas, pero eso ya es otra historia. Y otra época. Pero a fecha de hoy nos encontramos que el grupo Fuertes y Magic Costa Blanca, nuevos propietarios, la primera medida que plantean es realizar un ERE para despedir a 76 trabajadores, todos ellos fijos ordinarios, que casualidad. Trabajadores que están en Marina muchos años, y que ahora van a dejar de estar, trabajadores que han estado a las buenas y a las malas, con años muy duros, pandemia incluida, considerando la empresa como algo suyo, se dan cuenta que para la empresa es simplemente un número mas. Evidentemente las empresas no son ONGs, ni Hermanitas de la Caridad, pero un poco de empatía y sensibilidad, no les costaría mucho, y generaría mas receptividad cara a la negociación que se va a tener que realizar, para acordar las condiciones del personal que cese en la empresa, como de los que continúen en la misma.

Desde UGT, tenemos claro que nuestra principal prioridad es el mantenimiento del empleo, por lo que nuestra línea de actuación, va a ser la de que no se produzcan despidos ,o minimizarlos al máximo. Al mismo tiempo, negociaremos las condiciones del personal que continúa, para garantizar las condiciones de los mismos, que nunca tiene que suponer una pérdida de derechos para nadie.

En este país, cuando en una empresa hay pérdidas o disminución de beneficios, la mirada de los empresarios siempre va hacia la clase trabajadora, o sea, “reducción de plantilla y optimizamos costes”, cuando la mayoría de las veces, la culpa de los malos resultados es responsabilidad de las empresas por falta de previsión y sobre todo, organización. Algo que asume la nueva empresa, una nueva estructura organizativa. Bienvenida sea, si esa nueva estructura contribuye a generar mayor estabilidad y tranquilidad a los trabajadores y trabajadoras de Marina D´or, tras los diferentes años de zozobra con varios ERTES a sus espaldas.

Desde UGT, entendemos que Marina D´or tiene futuro, y los nuevos propietarios tienen que tener claro, que ese futuro pasa por que los trabajadores y trabajadoras de la empresa la sigan considerando como algo suyo, por lo que las condiciones tienen que ser lo suficientemente atractivas para que, pertenecer a la empresa “Magic World”, sea un plus, y no un sacrificio.

Como siempre hemos hecho, desde UGT iremos a la negociación con carácter constructivo, pero que quede claro, la primera opción no será destrucción de empleo. Opciones hay varias, y las tenemos que utilizar.

Serveis, Campanyes, Publicacions

                      

          UGT-PV                                    

Estructura comarcal

Federacions

FeSMC-PV Federación de Servicios, Movilidad y Consumo

 

Unión General de Trabajadoras y Trabajadores

Unión General de Trabajadoras y Trabajadores