Isabel López Atienza. Secretaria de Política Social de UGT -PV

Frente la dura realidad de que personas inmigrantes acaben convertidas en temporeros de la naranja sin contrato y con “salarios” que sonrojan y les empuja a “mal dormir” debajo de los puentes del Turia; nos encontramos con la respuesta por parte del ayuntamiento de Valencia de instalar estanques para evitar asentamientos y controlar la situación con la disposición de cámaras y el aumento de presencia policial.  

En esa línea estos días varios medios de comunicación se han hecho eco de la situación que están viviendo alrededor de unas 300 personas inmigrantes que actualmente pernoctan bajo los puentes del río Turia. Y también de la respuesta llegada desde el consistorio de construir los citados estanques. Por eso, y por la responsabilidad que tenemos como sindicato, nos toca alzar una vez más la voz, para solicitar al gobierno actual dos cosas. Por una parte, la necesidad de ampliar plazas en los albergues de Valencia, además de habilitar más alojamientos para la población migrante recién llegada a nuestra Comunidad. Y por otra, y tal y como se viene exigiendo desde nuestra Federación de Industria, Construcción y Agro, velar para que la contratación en la agricultura sea acorde a las condiciones laborales exigidas a toda la población, con independencia de que estemos ante población inmigrante o autóctona.

Ambas solicitudes son licitas y urgentes. La demanda de albergues en condiciones viene además siendo reclamada desde hace años por las diferentes Plataformas de ayuda a la población inmigrante como la Mesa d´Entitats y Solidaritat amb les Persones Migrants. Y es que no podemos permanecer impasibles ante la realidad que padecen estas personas, que después de llevar a cabo gestas imposibles por llegar a Europa, acaban relegados a vivir bajo un puente, siendo considerados molestia, y siendo abusados por personas sin escrúpulos que se aprovechan de su necesidad para hacer de la misma su fortuna.

Por todo ello desde UGT PV creemos que la respuesta que se traslade desde el ayuntamiento de nuestra ciudad debe ser la de apoyar las necesidades de estas personas y en esa línea recalcamos la necesidad de que el CAI (Centro de Apoyo a la Inmigración) de respuesta a las necesidades de alojamiento de la población migrante. Vivimos en una tierra con un clima benigno, con otoños cálidos e inviernos suaves, pero aun así en los días duros hace frio. Por ello, frente a la entrada en el invierno y la bajada de las temperaturas, se hace si cabe más necesario que el ayuntamiento dé solución real y efectiva a estas personas con alojamientos disponibles y en condiciones y no con aumento de presencia policial en los asentamientos.

En esa línea, y en aras de mantener la concordia y el diálogo, instamos además al ayuntamiento de nuestra ciudad a mantener activo el Consejo de Inmigración, espacio de reflexión y coordinación entre el Ayuntamiento de València y diferentes agentes sociales que trabajan en el ámbito de la inmigración y la interculturalidad; y que pretende “Impulsar políticas de inclusión, convivencia y prevención de discriminaciones, y combatir el racismo social e institucional y la xenofobia”. Por lo que desde UGT nos manifestándonos a favor de que este siga existiendo, a favor siempre del diálogo, y más cuando es en pro de los colectivos y las personas más desfavorecidas.

Por todo ello, desde UGT alzamos la voz frente la vulnerabilidad social de la población migrante; tanto la población adulta, como las personas menores de edad, a las que además recordamos se les debe aplicar la regulación de extranjería que establece que se debe documentar a todo menor extranjero que entra en un Centro de Menores. Y si, debemos atender a toda persona inmigrante, no cerrar los ojos ante las mismas, o levantar muros o en este caso construir lagos para tapar el problema y no afear nuestros puentes.

 

Serveis, Campanyes, Publicacions

                      

          UGT-PV                                    

Estructura comarcal

Federacions

FeSMC-PV Federación de Servicios, Movilidad y Consumo

 

Unión General de Trabajadoras y Trabajadores

Unión General de Trabajadoras y Trabajadores