Éxito de participación en la primera jornada de recogida de firmas de UGT contra la ley Gallardón

La UGT Comarcal consiguió durante la jornada de ayer en Alzira más de 840 firmas de personas que desean mostrar su absoluta disconformidad hacia la Ley del Aborto de Gallardón. Un equipo de compañeras y compañeros de UGT se desplazaron por toda la extensión del mercado ambulante de la localidad de Alzira, informando y trasladando los por menores de la nueva legislación sobre interrupciones del embarazo, teniendo conocimiento real de la gran discrepancia de los ciudadanos y ciudadanas contra dicha reforma.

Indistintamente del color político, estado civil y edad, fueron muchos los que apoyan la iniciativa de UGT de recogida de firmas con el fin de paralizar la modificación de Ley de Gallardón, donde se obliga a continuar con el embarazo a pesar de malformaciones graves del feto, en casos de violación, etc…, dejando a la mujeres sin ninguna capacidad de decidir sobre su cuerpo.

 

 

 

 

 

 

 

 

La reforma de la actual Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo supone un retroceso de casi treinta años en los derechos de las mujeres.

Además, genera una gran inseguridad jurídica para las y los profesionales sanitarios, encargados de practicar las intervenciones de interrupción voluntaria de los embarazos, porque da un paso atrás en la regulación de la práctica de un derecho reconocido e implementado desde el año 2010, con supuestos mucho más restrictivos.

 

 

 

 

 

 

 

 

La reforma aprobada va a suponer la vuelta al oscurantismo de la mayor parte de las interrupciones voluntarias de embarazo, una situación en la que se pone en riesgo la vida y la integridad de las mujeres al tiempo que se condena a la clandestinidad, la labor de los profesionales que hoy realizan legalmente estas intervenciones.