La calidad del empleo en la Costera, la Vall y la Canal debe de ir acompañada de una subida de salario

Según las cifras publicadas por el SERVEF, el paro registrado en el mes de mayo 2022 en la Costera, se ha situado en 4931 personas, es decir, 51 parados registrados más que en el mes anterior y 865 menos que en el 2021, lo que supone un incremento mensual del 1’05% y una disminución interanual del 14’92%.

En la Vall d’Albaida el paro registrado en mayo de 2022 es de 5320 parados, es decir, hay 78 parados menos que en el mes anterior y 868 menos que en el 2021, es decir un descenso mensual de 1’44 % y una disminución anual de 14’03%.

En la Canal de Navarrés hay 1039 parados registrados en el mes de mayo de 2022, por tanto, hay 25 parados más que en el mes de abril y un descenso interanual de 14’49%.

En cuanto a la contratación, en La Vall d’Albaida se han registrado 2850 contratos este mayo de 2022, lo que ha supuesto 13 contratos más que en el 2021 es decir un 0’46% de aumento interanual. Por géneros, 1343 han sido a mujeres (47’12%) y 1507 a hombres (52’88%). La contratación indefinida mensual es de 1554 contratos (54’53%) y la contratación temporal es de 1294 contratos lo que significa un 45’40%. Respecto el 2021, la indefinida aumenta en un 461’01% y la temporal disminuye en 1266 contratos, un 49’45%. Los contratos a tiempo parcial son un 52’11% con respecto a los de jornada completa, un 47’89%.

En la Costera se han registrado 1277 contratos, lo que ha supuesto 119 contratos más que en el 2021 es decir un 10’28% de aumento interanual. Por géneros, 587 han sido a mujeres y 690 a hombres. La contratación indefinida mensual es de 686 contratos y la contratación temporal es de 589 contratos lo que significa un 46’12% y la indefinida en 53’72%. Respecto al 2021, la indefinida aumenta en 497 contratos, un 262’96% más y la temporal disminuye en 380 contratos. Los contratos han sido de jornada completa, un 44’64% y un 55’36% a tiempo parcial.

En la Canal de Navarrés se han registrado 755 contratos, lo que ha supuesto 131 contratos menos que hace un año, es decir un 14’79% de descenso interanual. Por géneros, 339 han sido a mujeres y 416 a hombres. La contratación indefinida de este mes es de 130 contratos y la contratación temporal es de 622 contratos lo que significa un 82’38% y la indefinida en 17’22%. Respecto al 2021, la indefinida aumenta en 112 contratos, un 622’22% más que el año pasado. Respecto a la contratación por tipo de jornada en este mes, un 69’01% ha sido a jornada completa y un 30’99% a tiempo parcial.

Para Raül Roselló, Secretario General Comarcal de UGT-PV, “Los datos de paro del mes de mayo muestran un ligero aumento del empleo excepto en la Vall, pero con un porcentaje de contratación indefinida que sigue siendo muy elevado.”

Por tanto, Roselló destaca “la influencia de la reforma laboral en el mantenimiento de un ritmo de creación de empleo y, sobre todo, la mejora de su calidad, que se refuerza mes tras mes la orientación de la reforma consensuada. En este mes, más del 50% del total de contratos firmados en la Costera y la Vall ha sido de carácter indefinido y en la Canal también hay un incremento más alto de lo habitual. El mejor dato de toda la serie histórica en el que los contratos indefinidos han superado a los temporales. Esto, además, se debe no solo a un fuerte aumento de la contratación indefinida, sino al descenso de la contratación temporal, sobre todo de aquellos contratos de menor duración, los más precarios, tras la eliminación de la figura de los contratos de obra y servicio el pasado 31 de marzo, que se venían utilizando de manera fraudulenta.”
No obstante, Roselló “observa con preocupación la disminución de la contratación a jornada completa en estos primeros meses por tanto se hace necesario estar vigilantes de que las empresas no utilicen la contratación a tiempo parcial de forma irregular”.

Unos datos muy valorables, pero que se enmarcan, en un contexto económico que refleja dos preocupaciones crecientes: de un lado, la elevada inflación, que se ha situado en un 8,7% anual en el mes de abril; y de otro, la incertidumbre derivada del conflicto en Ucrania y de la escasez de suministros y alimentos que ya está generando.

Para Roselló, “en un momento de mejora de empleo y donde existen unos niveles de inflación tan altos, es fundamental subir los salarios de las personas trabajadoras. En abril de 2022, la media de la subida salarial en convenio en lo que iba de año alcanzaba el 2,4%, mientras que el promedio de la tasa anual del IPC en el mismo período se situaba en el 8%, lo que está impactando muy negativamente en los bolsillos de los trabajadores y trabajadoras y, en consecuencia, sobre el conjunto de la economía”.

Por ello, UGT se movilizará el 9 de junio para lograr que la patronal acepte incluir las cláusulas de revisión salarial en los convenios colectivos y así proteger a los trabajadores y trabajadoras de la pérdida de poder adquisitivo porque las personas asalariadas no pueden ser las paganas de esta crisis, mientras las empresas aumentan sus márgenes sin parar.

la vall

la canal

 

UGT RGB 300 face.fw twit instayou.fw SNI 

 

Síguenos en Twitter

On the road again
This slideshow uses a JQuery script adapted from Pixedelic
Información básica Servicio de hogar familiar 2015