En La Costera, La Vall y La Canal, las incertidumbres causan un ligero repunte del paro aunque la reforma mantiene su impacto positivo

Según las cifras publicadas por el SERVEF, el paro registrado en el mes de  marzo 2022 en la Costera, se ha situado en 4862 personas, es decir, 40 parados registrados más que en el mes anterior y 971 menos que en el 2021, lo que supone un incremento mensual del 0’83% y una disminución interanual del  16’65%.

En la Vall d’Albaida el paro registrado en marzo de 2022 es de 5349 parados, es decir, hay  156 parados más que en el mes anterior y 868 menos que en el 2021, es decir un incremento mensual de 3 % y una disminución anual de 13’96%.

En la Canal de Navarrés hay 988 parados registrados en el mes de marzo de 2022, por tanto,  hay 25 parados menos que en el mes de febrero y un descenso interanual de 17’53%.

En cuanto a la contratación, en La Vall d’Albaida se han registrado 2342 contratos este marzo de 2022, lo que ha supuesto  138 contratos más que en el 2021 es decir un 6’26% de incremento interanual. Por géneros, 981 han sido a mujeres (41’89%) y 1361 a hombres (58’11%). La contratación indefinida mensual es de 887 contratos (37’87%) y la contratación temporal es de 1455 contratos lo que significa un 62,13%. Respecto el 2021, la indefinida aumenta en un 134’66%  y la temporal disminuye en 371 contratos, un 20’32%. Los contratos a tiempo parcial son un 33’77% con respecto a los de jornada completa, un 66’23%.

En la Costera se han registrado 1183 contratos, lo que ha supuesto 112 contratos más que en el 2021 es decir un 10’46% de aumento interanual. Por géneros, 588 han sido a mujeres y 595 a hombres. La contratación indefinida mensual es de 477 contratos y la contratación temporal es de 706 contratos lo que significa un 59’68% y la indefinida en 40’32%. Respecto al 2021, la indefinida aumenta en 207 contratos, un 76’67% más y la temporal disminuye en 95 contratos. Los contratos han sido de jornada completa, un  51’06% y un 48’94% a tiempo parcial.

En la Canal de Navarrés se han registrado 775 contratos, lo que ha supuesto 164 contratos más que hace un año, es decir un 26’84% de incremento interanual. Por géneros, 362 han sido a mujeres y 413 a hombres. La contratación indefinida de este mes es de 102 contratos y la contratación temporal es de 673 contratos lo que significa un 86’84% y la indefinida en 13’16%. Respecto al 2021, la indefinida aumenta en 29 contratos, un 39’73% más que el año pasado. Respecto a la contratación por tipo de jornada en este mes, un 75’48% ha sido a jornada completa y un  24’52% a tiempo parcial.

Para Raül Roselló, Secretario General Comarcal de UGT-PV, “los datos del paro del mes de marzo registran un ligero repunte aunque la evolución interanual sigue siendo muy positiva con un descenso de más del 14% en las tres comarcas. También continua mejorando la calidad del empleo gracias a la reforma laboral, con un aumento interanual  de contratos indefinidos del 40% en la Canal, 76% en la Costera y 134% en la Vall. Todo ello, a pesar de las incertidumbres económicas provocadas por la guerra en Ucrania, el incremento del IPC y un mes lluvioso que no ha permitido relanzar el sector turístico y del ocio ”.

Roselló incide que “aunque aún es pronto para confirmar si este cambio de tendencia de la contratación será permanente, los buenos datos que se vienen registrando en este primer trimestre suponen un atisbo de esperanza para un mercado de trabajo que tradicionalmente se ha caracterizado por el dominio del empleo temporal y el subempleo involuntario. Acabar con la inestabilidad y la rotación laboral mejorará la calidad de vida de la población trabajadora, alejándola de la incertidumbre y la insuficiencia salarial que rodea al empleo precario, y posibilitará que las empresas sean más productivas ”

En relación a la situación internacional, Roselló considera necesario el plan anticrisis del Gobierno. Un conjunto de medidas diseñadas para, con carácter excepcional y temporal, aminorar el impacto derivado de la guerra en Ucrania, estableciendo ayudas para mantener la actividad económica y proteger al tejido productivo a la par que se sostienen los salarios y las rentas de las familias. 

Roselló valora positivamente “las restricciones temporales al despido por causas relacionadas con el incremento del coste de la energía aprobadas por el gobierno para todas aquellas empresas que reciban ayudas del plan, que se une a la ya existente para aquellas empresas que tienen en ERTE a sus trabajadores. Es imprescindible salvaguardar el empleo ante adversidades económicas, primando la utilización de otras opciones menos traumáticas”.

canal

vall

 

 

UGT RGB 300 face.fw twit instayou.fw SNI 

 

Síguenos en Twitter

On the road again
This slideshow uses a JQuery script adapted from Pixedelic
Información básica Servicio de hogar familiar 2015