El mercado laboral de la Ribera en vías de recuperación, la protección a las empresas y puestos de trabajo dan su fruto

Es momento de reestructurar el sistema productivo para evitar la precariedad.

Según las cifras publicadas por el SERVEF, el paro registrado en el mes de mayo del 2021 en la Ribera, se ha situado en 23353 personas, es decir, 388 parados menos que en el mes de abril, una disminución mensual del 1’63%.

Informe

Por su parte, los datos anuales indican que tenemos en este mes 361 parados menos que el mismo mes del 2020 lo que supone un descenso de desempleo anual del 1’52%.

En cuanto a la contratación,  se han registrado 12270  contratos en mayo 2021, lo que ha supuesto 4483 contratos más que en el 2020 es decir un 57’57% de incremento interanual. Por géneros, 4636 han sido a mujeres (37’78%) y 7634 a hombres (62’22%). La contratación indefinida mensual es de 755 contratos y la contratación temporal es de 11515 contratos lo que significa un 6’15% en indefinidos y la temporal un 93’85%. Los contratos han sido tanto en los temporales como en los indefinidos, un 78’47% a jornada completa y un  21’53% a tiempo parcial.

Los datos de paro de mayo revelan un descenso del número de desempleados como consecuencia reapertura de muchas actividades tras finalizar el estado de alarma y a una mejora en las expectativas económicas a causa del buen ritmo de vacunación.

Para Raül Roselló, Secretario General comarcal de UGT-PV, “Los datos revelan que la recuperación está cada vez más cerca y que, por lo tanto, no pueden cesar los esfuerzos por sostener las rentas, el empleo y el tejido productivo. El reciente acuerdo para extender los ERTE hasta fin de septiembre es prueba de ello y, de nuevo, se logró con el diálogo social como la principal herramienta de negociación entre el Gobierno y los agentes sociales”.

No obstante para Roselló, “el empleo que se crea es temporal y precario, es necesario que los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que lleguen a la comarca sirvan para la recuperación y transformación del modelo productivo basado en la innovación, la tecnología y la formación, que mejore la calidad del empleo”.

Por un lado, las políticas activas de empleo tendrán un papel fundamental para recuperar el empleo y para ello requieren de una fuerte dotación de recursos, así mismo debe dotarse de recursos humanos al Servicio Público de Empleo.

Por otro lado, es preciso evitar que la desigualdad se haga mayor durante la recuperación y, por ello, UGT reclama que se tomen medidas enfocadas a este propósito, como el aumento pendiente del SMI o una reforma fiscal integral que garantice la progresividad, equidad y suficiencia del Estado de bienestar. Y, por último, pero no menos importante, derogar la reforma laboral de 2012 para que el marco de relaciones laborales que se fije en el futuro sea justo y coloque a los trabajadores y trabajadoras bajo la protección que merecen.

 

0
0
0
s2smodern