El sector del mármol en el Vinalopó destruye en los últimos siete años 1.693 empleos por la caída de actividad

La UC de la UGT-PV La Muntanya-Valle del Vinalopó advierte de que el sector del mármol, el segundo pilar económico del Alto y Medio Vinalopó por detrás de la industria  zapatera, está inmerso desde hace siete años en un proceso de cierres de empresas y destrucción de empleo como consecuencia directa de la crisis  económica, tanto del mercado nacional como del internacional.

 

Una coyuntura adversa que en la elaboración de la piedra natural tiene connotaciones específicas al tratarse de un sector con una gran proyección exportadora. Según datos oficiales extraídos del último balance elaborado por el sindicato UGT, entre los años 2002 y 2009 un total de 118 empresas del Medio Vinalopó dedicadas al mármol y a la cerámica han cerrado sus puertas, lo que implica la desaparición de una media de 17 factorías por año.

Este negativo proceso ha llevado aparejada, asimismo, la destrucción de 1.693 empleos, lo que se traduce en la pérdida de 242 puestos de trabajo por año en el mismo periodo de tiempo. En 2002 el número de empresas dadas de alta alcanzaba las 319 con una plantilla global de 5.133 operarios. En 2009 la cifra de factorías se desplomó a 201 y el número de trabajadores también cayó de forma preocupante hasta los 3.440.

El municipio más afectado ha sido Novelda -que ha pasado de 140 a 73 industrias del ramo- seguido del resto de localidades de la comarca. Y especialmente de las que forman parte deldenominado Corredor del Mármol.
Así pues Monforte del Cid ha pasado de 39 5 24 empresas; Agost de 27 a 18; Algueña de 14 a 9; La Romana de 24 a 16; Petrer de 12 a Monóvar de 14 a 9; Aspe de 10 a 8; Hondón de las Nieves de 5 a 3; Hondón de los Frailes de 2 a O y Sax también de 2 a O. Sin embargo, en localidades donde la implantación del sector es mínima, ha aumentado en los últimos siete años la presencia de marmoleras.

Destacan en este capítulo las dos capitales del Alto y Medio Vinalopó. En Elda había 13 empresas censadas en 2002 que aumentaron a 17 en 2009 mientras que enVillena se ha pasado de 12 a 14 en el mismo periodo de tiempo.

Una subida que para Vicente Prieto, secretario general de UGT en La Muntanya-Valle del Vinalopó, es «un hecho anecdótico». Como anecdótico es el hecho de que Pinoso sea el único municipio integrado en el Corredor del Mármol que no presenta datos negativos. En la población donde se encuentra la cantera del Monte Coto, la más grande del mundo en la variedad crema marfil, estaban trabajando a pleno rendimiento en el año 2002 un total de cinco factorías quedaban empleo a 245 personas.

El año pasado eran seis factorías con 281 operarios. Un incremento apreciable. «En cualquier caso los datos están ahí y el balance global es negativo », apunta Vicente Prieto destacando que el «grave retroceso » que el sector ha experimentado en el Vinalopó se ha intensificado (de forma muy drástica» en apenas dos años. En 2007 la comarca contaba con 324 empresas dedicadas al mármol y la cerámica en las que trabajaban 5.816 personas. En 2009 sólo quedaban 201 factorías con 3.440 empleados.