Estamos viviendo un tiempo de tremendas contradicciones. Miguel Jordá

Estamos viviendo un tiempo de tremendas contradicciones, algunas de ellas muy interesadas, por ejemplo, en términos generales y muy mayoritarios, la sociedad apuesta y se esfuerza por un estado de bienestar fuerte, con recursos suficientes que permitan afrontar una situación  como la actual, donde las personas que por desgracia tengan que acudir a los servicios públicos, tengan derecho a percibir una cobertura por las administraciones, también en el municipal, con prontitud y con actitud solidaria, por que para ello pagamos nuestro impuestos y  estamos en un estado social y de derechos, como nos dice nuestra Carta Magna, aunque también podemos aplicar aquello de “Hoy por Ti, mañana por Mi”.

También veía con alegría y satisfacción, y ahora con perplejidad, cuando se realizan inversiones en dotaciones públicas de carácter social, cultural, deportivas, sanitarias o escolares etc.., que hacen incrementar  el  bienestar de las personas y oír a nuestro políticos decir, que estos servicios se crean para mayor bienestar de la gente, para  que todos   disfruten y se realizarse con estos servicios, o que estas inversiones que hacemos en los barrios   potencien la participación, la cultura, el deporte, formación, etc..y ahora se están cuestionando.

Los ejemplos de las contradicciones los ha planteado el Ayuntamiento de Sagunto  estos días en las reuniones del CES Municipal, con los planteamientos  de los responsables políticos del PP de reducir, eliminar o encarecer determinados servicios públicos, sobre todo aquellos relacionados con el deporte, la cultura o la educación y nos preocupa que se extiendan estas posiciones, como también ocurre en la Generalidad Valenciana con planteamiento de imponer el copago en determinados servicios esenciales para la ciudadanía, en la línea de las  propuestas que la Confederación Empresarial Valenciana, está haciendo constantemente, con la escusa de generar riqueza y crear empleo, emplazando a los políticos a que tomen decisiones legislativas a partir del 20 N, ya que se imaginan o intuyen, que el próximo Gobierno del Estado, va a ser más sensible a esas posiciones.

En el Ces de Sagunto, el Partido Popular,  plantea la reducción de servicios públicos y que los precios de los mismos sean idénticos a la iniciativa privada, coincidiendo con la posición de ASECAM, que la defiende, UGT se opone a esta medida por entender que los servicios públicos no se pueden plantear como un negocio lucrativo, como hacen las empresas, ya que son un bien social y cultural y además la ciudadanía los ha financiando también con sus impuestos, además de que la situación económica no permiten incrementos elevados de los precios de los servicios, como consecuencia de la actual crisis económica, otra cosa es que se haga un estudio que permita la continuidad de los servicios a un coste asumible por los vecinos y vecinas.
La posición que compartimos con Asecam, es la falta de iniciativas por el Equipo de Gobierno del PP, para desarrollar un plan que permita poner en marcha el Parq Sagunt, el Ayuntamiento tiene que esforzarse más en crear las condiciones entre la Generalidad Valenciana y el Gobierno del País en agilizar el Parque Empresarial y la falta de propuestas dirigidas a conseguir recursos o inversiones económicas que posibiliten alternativas  para la recuperación económica y de empleo del municipio de Sagunto.

UGT, muestra su preocupación, porque con la escusa de la situación económica se está instalando un discurso preocupante, en vez de buscar soluciones a la falta de ingresos, se ha optado por lo más fácil, recortar servicios públicos, como ocurre con los servicios en las oficinas de empleo, donde los empleados tienen que llevarse las tareas a casa para agilizarle los tramites a los desempleados. Cuando leemos en los medios de comunicación las recomendaciones del Presidente de la Confederación Empresarial Valenciana en el sentido de recortar,  privatizar y poner un copago en la educación pública y en la sanidad poner una tasa por asistir al médico, cuando vayas a los centros de especialidades y a los hospitales.

En los temas laborales, siguen con las consignas del siglo 19, quieren, una reforma más profunda, es decir, sin ningún derecho laboral para defendernos y no cobrar indemnización por despido improcedente, la negociación colectiva reducida al ámbito de la empresa y eliminando el efecto normativo del convenio una vez vencido y sin acuerdo de las partes.

En UGT, no vamos a consentir que recorten o atenten contra los servicios públicos, por entender que deterioran el estado de bienestar, no vamos a permitir que los políticos ninguneen los foros de participación social e institucional municipales, porque significa atentar contra la democracia participativa, y nos revelaremos contra los intentos de anular o recortar  los derechos de los trabajadores.

UGT, apuesta claramente por el dialogo como lo demuestra la historia, creemos sinceramente que la solución a los problemas siempre pasa por la negociación  y en esta época de crisis hay que ser más perseverantes en ello y poner la exigencia donde toca, en el mundo de la especulación y en el sistema financiero, que son los culpables de esta situación y son a los que hay que pedir explicaciones y responsabilidades e implicarlos en unas soluciones que sin duda paran por fortalecer el estado de bienestar y la creación de empleo.

Miguel Jorda Morales, Secretario General de UGT Camp de Morvedre

0
0
0
s2smodern
2021
Cotizaciones y prestaciones de la Seguridad Social
SerdUGT
la plataforma de servicios de nuestros afiliados y afiliadas
Atlantis pólizas de accidentes gratuitas para la actividad sindical