UGT denuncia incumplimientos en los contratos de inmigrantes regularizados

13 de febrero de 2006

UGT denuncia incumplimientos en los contratos de inmigrantes regularizadosLa Unión Comarcal de UGT-PV en L’Alacantí denuncia casos de incumplimiento en la duración mínima de los contratos laborales que se hicieron a inmigrantes en la provincia para que se acogieran al proceso de regularización, del que en este mes se cumple un año. Esta situación coloca a unos 10.000 inmigrantes ya regularizados en Alicante en una posición vulnerable, ya que se podrían ver abocados a volver a la economía sumergida.

Dos de las condiciones exigidas en el proceso de normalización era la obtención de un contrato, como mínimo de seis meses, o la continuación en su relación laboral. Y ahora para renovar los permisos de residencia o de trabajo, muchos inmigrantes se encuentran con el problema o bien de que las empresas que les contrataron por seis meses, los han despedido antes; están en paro y no alcanzan la cotización mínima de seis meses. O, bien, se encuentran en estos momentos en el tramo final del contrato y no tienen asegurada la continuidad, por lo que la renovación de sus permisos está en peligro, aseguró Sandra Díez, responsable de Inmigración de UGT-l´Alacantí.

 Aunque hay múltiples casuísticas, los sectores donde más se están detectando estos incumplimientos son en los del servicio doméstico o en el de la construcción. Díez dio la voz de alarma sobre esta situación y hace un llamamiento para que los empresarios afectados cumplan con las condiciones del proceso de regularización al que se acogieron los inmigrantes a los que ofrecieron contrato de trabajo.
 
 Paralelamente a este problema, la situación puede agravarse, ya que se puede estar sustituyendo a los inmigrantes despedidos con más mano de obra irregular.

 Para Sandra Díez, de no resolverse este problema, se podría volver a las grandes bolsas de economía sumergida de antes del proceso de regularización. Y con esta medida del Gobierno puesta en marcha el pasado año se consiguió aflorar mucho empleo clandestino de trabajadores inmigrantes. En total en la provincia fueron 43.980 los expedientes de extranjeros presentados para la normalización. Por lo que sería una lástima retroceder en logros que hemos conseguido entre todos, añadió.
 
 Por otra parte, el colectivo de trabajadores inmigrantes también comienza a sufrir los efectos de la incorporación al mercado laboral con contratos de corta duración, lo que les supone entrar muy frecuentemente en las listas del desempleo. En los tres últimos meses, desde que el Ministerio de Trabajo contabiliza a los desempleados extranjeros, ha crecido en todos los sectores el número de parados. Según los últimos datos del mes de enero, los 8.816 trabajadores inmigrantes en paro suponían ya el 10,28% del total provincial de 85.685.

 Los sectores que concentran el mayor número de desocupados extranjeros son los de servicios, con 5.189 en el pasado mes de enero y la construcción, con 1.541. La industria registraba 617 parados y la agricultura 469.

0
0
0
s2smodern