El paro desciende con respecto al trimestre anterior con 8.700 personas desempleadas menos y se sitúa en nuestra provincia en 160.600 personas paradas

Valoración de los datos de la encuesta de población activa del II trimestre de 2021

Buenos datos  marcados por el inicio de la temporada estival y un buen contexto sanitario

La tasa de Paro de Alicante baja y se sitúa en 17,93%, lo que supone 1,26 puntos por encima de la tasa  de paro de la Comunidad Valenciana(16,67%) y 2,67 puntos por encima de la Tasa de Paro Estatal (15,26%).

Los datos conocidos en el día de hoy por la Encuesta de Población Activa, correspondiente al segundo trimestre del 2021 muestran datos positivos para nuestra economía que han llevado a que se produzca un aumento de la Población Activa en Alicante con 12.500 personas más que viene determinado por el aumento en la ocupación de 21.200 personas y la bajada del desempleo de -8.700 personas.

Son buenos datos para nuestra provincia que responden a la reapertura de las actividades económicas por el fin del estado de alarma y la mejora de la situación sanitaria, vinculada al éxito del proceso de vacunación. Asimismo, obedecen al efecto estacional derivado del comienzo de la temporada de verano. Por ello debemos  seguir centrando la atención en la contención de la pandemia a través de la vacunación para poder contener el impacto de las olas y así generar condiciones para ocasionar la actividad económica que apueste por un empleo estable y de calidad. Los empleos que se han creado en este trimestre van a estar supeditados a la recuperación de la salud y la contención de esta quinta ola que ya ha vuelto a imponer restricciones por la subida de la incidencia por 100.00 habitantes.
El segundo trimestre del año en nuestra provincia  se afianza creando empleo, con 21.200 personas ocupadas más, lo que supone un incremento de 2,97%. La tasa de Empleo sube en 1,18 puntos porcentuales. Así mismo, la Tasa de paro desciende en 1,24 puntos con respecto al trimestre anterior hasta situarse en  17,93%. En términos interanuales la tasa de paro para el segundo trimestre del año se sitúa por debajo  con una diferencia de 0,48 puntos (18,41%).

Los datos de este II trimestre para UGT son positivos tras conocer los datos  favorable por el descenso del número de personas paradas en -8,700 personas así como por el aumento de las personas ocupadas con 21.200, pero estos datos no afecta de igual manera a mujeres y hombres y nos describe una realidad diferenciada en base al sexo, en tanto en cuento el paro femenino con respecto al trimestre anterior sube con 5.500 mujeres mientras los hombres parados descienden en -14.200. Son ellas las que concentran mayores porcentaje de desempleo representando el 55,47% del total de las personas paradas para este trimestre.

Aunque este segundo trimestre haya sido positivo en términos cuantitativos para ambos sexos, bajo el análisis de los datos desde la perspectiva de género, las mujeres siguen presentando brechas de género en el desempleo, que supone una diferencia de 17.600 mujeres desempleadas más que hombres; y en la ocupación la brecha sitúa a -79.300 mujeres menos ocupadas que hombres. Mientras la Tasa de Paro para los hombres se sitúa en 14,93% para las mujeres es del 21,38%, supone una diferencia de 6,45 puntos por encima.
También  observamos como este trimestre arroja un aumento de la población ocupada cuyo comportamiento es desigual entre mujeres y hombres, ambos sexos han sufrido un aumento pero los hombres representan el 55,40% mientras que las mujeres el 44,60%.                                                    
Las personas inactivas en este II trimestre del año han experimentando un descenso de -7.700 personas menos, situándose en 706.800 personas inactivas de las cuales el 56% son mujeres (395.600) y el 44% hombres (311.200).
También se ha producido un aumento el el número de personas paradas que buscan su primer empleo con respecto al trimestre anterior 1.100 personas.
En la distribución por sectores económicos hemos de destacar que en este trimestre se produce un descenso de la ocupación en el sector de la Agricultura con respecto al I trimestre del 2021 con -200 personas ocupadas menso y en el sector de la Industria con -11.000 personas. En el resto de Sectores las personas ocupadas aumentan siendo el sector Servicios quién presenta una mayor ocupación con 23.100 personas  siendo este sector el que tradicionalmente más empleo genera en nuestra provincia. El sector de la Construcción gana 9.100 personas ocupadas.

Ahora toca asentar la recuperación económica bajo los parámetros de la igualdad y la justicia social. Por eso, hay que derogar ya las reformas laborales y apostar por políticas que incentiven la calidad del empleo, porque no podemos seguir asentándonos en un mercado de trabajo volátil, precario y parcial.

Por todo ello, y teniendo en cuenta las circunstancias que atravesamos en estos momentos de incertidumbre debemos de convertir la recuperación en una oportunidad para cambiar nuestro modelo productivo y reforzar nuestro sistema de protección Social y la Salud. Se deben mejorar las rentas de los trabajadores y trabajadoras, especialmente aquellos que menos ganan. En este sentido,  desde UGT consideramos que la subida del SMI este año es imprescindible para relanzar el empleo, mejorar su calidad e impulsar el crecimiento económico.

También es preciso mejorar el escudo social, empezando por la protección por desempleo. Es necesaria una reforma en profundidad de las políticas activas para reducir, de una vez por todas, el elevado porcentaje de personas paradas y paradas de larga duración. Para ello, es imprescindible dotar a los Servicios Públicos de Empleo de los recursos humanos y materiales necesarios, mermados tras años y años de recortes.

Desde UGT consideramos inadmisible que el Gobierno siga llamando a un cambio en el modelo económico mientras continúa perpetuando la pobreza y la desigualdad entre las personas trabajadoras. Aumentar el SMI, que a día de hoy sigue congelado, o reformar el sistema fiscal, son cuestiones que siguen pendientes y que no pueden seguir demorándose en el tiempo. Si de verdad se quiere avanzar hacia un modelo justo y equitativo, que proteja a los más vulnerables, hay reformas que deben ser llevadas a cabo cuanto antes. Para ello, además, están los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia; cuyo buen uso es fundamental para asegurar que esta transición efectivamente se realice bajo parámetros de justicia social.

0
0
0
s2smodern