Trabajo Decente

No dan puntada sin hilo

Por Francisco Sacacia

Durante estos días pasados, se ha estado desarrollando, al igual que los últimos años, una campaña en defensa del trabajo decente, teniendo su epicentro el día 7 de octubre. Ese día se realizaron diferentes manifestaciones en las sedes patronales y delegaciones del gobierno, ya que entendemos que está en su mano la mejora de las condiciones de  trabajo, y en la nuestra exigir que así sea. De hecho, las manifestaciones se realizaron con ese fin.

 

 

De entre todas las medidas que proponemos, podríamos destacar la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012, garantizar los ingresos básicos para las personas que carecen de empleo con una Prestación de Ingresos Mínimos, derogar la “ley mordaza”, la aplicación de los convenios a todos los trabajadores, aunque estén subcontratados. Aquí, hago un inciso para alertar sobre la proliferación de las empresas multiservicios, que con unos convenios muy bajos, sus trabajadores, realizan las labores de empresas con un salario muy por debajo del que corresponde a dicha empresa. También se exige la observancia de las medidas sobre prevención de Riesgos, y la aplicación de las medidas de protección del Medio Ambiente. Tema fundamental, tanto para los trabajadores, como para las empresas. Ya que en algunos países, sobre todo asiáticos, no se respetan ni las condiciones laborales ni las ambientales, con lo cual el precio final del producto es muy inferior al del resto de países, entre ellos España, que si lo hacen, por lo menos, la inmensa mayoría, debido a la legislación vigente, con lo cual se genera un agravio comparativo y la consiguiente pérdida de competitividad de las empresas españolas. Aquí en nuestra provincia el sector más afectado sería el cerámico, y con ello entraríamos de lleno a hablar del TISA, pero lo dejaremos para más adelante.
Hablando de decencia, los que no parecen muy decentes, son los que se sientan en los banquillos estos días, por los casos Gürtel y Tarjetas Black. El caso Gürtel, sí, ese que dijo Esperanza Aguirre que había destapado ella… Sin comentarios. Porque si fuera así, está lleno de imputados ex compañeros suyos, de su partido. Pero por lo visto eso no afecta al resultado electoral. Cuánto más casos de corrupción se producen, más votos sacan. Será verdad eso que de pequeño oía mucho: “Spain is diferent”.
Al que no le pasa lo mismo es a los socialistas. Después del gallinero que han liado, sus votantes, le van a pasar factura, les van a castigar, y de paso van a beneficiar al PP.
Podemos, por su parte, dice que si el PSOE se abstiene, romperá sus pactos de gobierno territoriales. Bién. Y si vota NO, como iremos a unas terceras elecciones, todos dirán que es por culpa de los socialistas. Incluido Podemos. Lo tienen crudo Susana, Ximo y compañía. ¿Y Ciudadanos que?..lo que diga D. Mariano.
Como he repetido varias veces en este periódico, no me convence nada la situación en la que nos encontramos, ya que NADIE hace referencia a la Reforma Laboral, a la Sanidad, a la educación, a los Servicios Sociales, a los parados jóvenes, a los mayores, con pocas, por no decir nulas, posibilidades de entrar de nuevo en el mercado laboral. Todos están preocupados, en ver si les interesa, o no, terceras elecciones. Eso es INDECENTE.
Como también es indecente, el dinero que se le está pagando a una señora de Valencia, por ir a echar unas cabezaditas en el Senado.
Igual de INDECENTE, es que nos oculten donde van a recortar para cumplir con las órdenes de Bruselas. Aproximadamente 10.000 millones de Euros. Seguramente esperarán a que pasen las elecciones para decirlo.
Entiendo perfectamente el hartazgo que empieza a imperar. Pero hay que tener en cuenta que lo que se decida en las próximas fechas, nos va a afectar los cuatro años siguientes.
Volviendo al TRABAJO DECENTE, el que este sea así, generará PENSIONES DECENTES, estas que el pasado día 30 de Septiembre, fueron a Madrid a defender, los Jubilados y Pensionistas de UGT, junto con el resto de los compañeros del sindicato. Eso es lo que queremos oír: su garantía, su revalorización… no su precariedad, o su reducción.

 

0
0
0
s2smodern