Valoración de los datos del desempleo registrado en el mes de junio en Castellón

El descenso del numero de desempleados y desempleadas en el mes de junio no debe interpretarse como el fin de la crisis, sino como resultado del marcado carácter estacional de nuestro mercado laboral. Los datos conocidos hoy indican que el número de trabajadores y trabajadoras inscritos como desempleados en el SEPE se ha reducido en 1.718 personas en el pasado mes de junio lo que supone una disminución del 2'63% en relación a los datos del pasado mes de mayo. Esta disminución se concentra fundamentalmente en el sector servicios, que ha disminuido el número de desempleados en 1.305 personas. También disminuye el numero de desempleados en la industria (170 personas), la construcción (232 personas) y el colectivo de trabajadores sin empleo anterior (44 personas), mientras se incrementa en el sector agrícola (33 personas).

A juicio de UGT no hay que confundir este dato con la confirmación de que estamos saliendo de la crisis. La disminución del desempleo es un buen dato, pero hay que tener en cuenta que el mes de junio es tradicionalmente un mes en el que baja el numero de desempleados inscrito es el SEPE, a este respecto es importante constatar que durante los meses de junio de los últimos 5 años tan solo se produjo un incremento del numero de desempleados en el el año 2008, desde entonces en todos los meses de junio se ha incrementado el numero de desempleados por encima de la 1.000 personas. Además hay que tener en cuenta que en datos interanuales nuestra provincia sigue destruyendo empleo, lo cual indica que lejos de salir de la crisis esta aún sigue siendo profunda y no permite generar suficiente empleo para el elevado número de desempleados de nuestra provincia.

Desde UGT también queremos destacar el elevado numero de desempleados y desempleadas que ya no perciben ningún tipo de prestación, y que en nuestra provincia asciende a 26.097 personas en el mes de mayo, además hay que tener en cuenta que la mayoría de las que perciben alguna prestación lo son de carácter asistencial cuyo su importe no permiten no cubrir las necesidades mínimas. A lo que se une el hecho de que en más de 15.000 hogares de nuestra provincia todos sus miembros se encuentran desempleados. Esta situación hace necesaria una intervención extraordinaria y urgente de todas las administraciones, fundamentalmente de la GVA a fin de garantizar condiciones mínimas de alimentación, vivienda y protección social para el gran numero de ciudadanos, muchos de ellos niños, que se encuentran en situación de exclusión social.

Información básica Servicio de hogar familiar 2015