Siempre toca a los mismos. Emilio Llanos Lazo

Perplejo. Así es como se queda uno, cuando en la edición de Levante de Castellón del sábado pasado (22-6-13) se publica la necesidad de ajustar los sueldos del personal del Hospital Provincial de Castellón para ahorrar 1,7 millones al año. ¿Ajustar salarios? ¿Otro recorte? Si lo que se necesita es una mejor financiación para superar el déficit de 10 millones que la propia dirección del centro reconoce, y que no es fruto más que de una pésima gestión de quienes durante estas últimas décadas han gestionado  el centro, la solución no puedes ser otra que financiar correctamente el Hospital, lo que le corresponde a la Administración Pública competente y no a los trabajadores.

Pero sobre todo la solución es Gestionar. Y lo digo en mayúsculas para ver si así cala este concepto. Pero gestionar bien, con eficiencia y coherencia. Sin gastos superfluos, sin gastos innecesarios y proporcionando al usuario de la sanidad pública un servicio que se caracterice por la excelencia que siempre ha distinguido a este Hospital, y sin olvidar que gran parte de la excelencia la proporcionan los profesionales. Y para ello no es necesario reducir aún más los salarios de los trabajadores y trabajadoras que, como profesionales especialmente vocacionales realizan su trabajo con la misma dedicación y buen hacer sean cuales sean sus retribuciones, pero a los que no se les puede responsabilizar de una mala financiación y de una pésima gestión.

Sorprende que en un foro sindical la dirección del Hospital Provincial se permita asegurar, sin obtener contestación alguna, que “el centro se encuentra en una encrucijada histórica ya que está redefiniendo su modelo para garantizar la viabilidad”. Y que a continuación se permita advertir que “el pago a los proveedores sigue sin estar garantizado”. Será para dar confianza. Y ya por último la puntilla llega cuando se atreven a decir que, por todo ello, “habrá que realizar ajustes… con lo que habrá que negociar rebajas de sueldos”.

Lo que desde UGT entendemos es que hay que gestionar correctamente y financiar adecuadamente el Hospital y nunca cargar sobre los trabajadores y trabajadoras el coste de lo que hasta ahora ha sido una mala financiación y una muy lamentable gestión que nos ha llevado a donde ahora nos encontramos. Pero claro, eso a lo mejor no conviene por determinados intereses y es más fácil atacar al más débil que sigue siendo el trabajador.

Si este es el camino que desde el Hospital Provincial se quiere iniciar, en él se encontrarán a UGT como defensor de los derechos de los trabajadores y trabajadoras y de los usuarios y usuarias que tampoco tienen porqué sufrir estas políticas basadas en el recorte sobre el recorte.

Si quienes han gestionado este centro durante los últimos años son saben, no pueden o no quieren hacer bien las cosas quizá lo primero que habría que plantearse es la necesidad de efectuar cambios. Cambio de políticos, cambio de gestores y cambios en los modelos de políticas sanitarias.

Firmado. Emilio Llanos Lazo, secretario general de la FSP de la UC Plana Alta-Maestrat-Els Ports.