La UGT ha presentado una queja ante el Síndic de Greuges por el cierre de dos centros de menores en la ciudad de Castellón

Bienestar Social improvisa su política del menor en Castellón

Desde la FSP-UGT denunciamos la situación de confusión que se está creando por las noticias contradictorias acerca del destino definitivo de los dos centros de menores de la ciudad de Castellón. Por una parte desde la Consellería de Justicia y Bienestar Social, se comunica que el Centro de Plana Alta, va a permanecer el próximo año 2012, mientras que por parte de la Dirección General, se indica que se sigue adelante con el traslado de los dos Centros Previstos.

En el Decreto 99/2011, de 26 de agosto, del Consell, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico y Funcional de la Consellería de Justicia y Bienestar Social (DOGV 6597 de 30.08.2011) se establece que las competencias en materia de protección de menores, corresponden a la Secretaría Autonómica de Justicia.

En este caso hemos solicitado a la Administración la urgente convocatoria de la preceptiva reunión donde se nos informe oficialmente y se proceda a la negociación de las condiciones en que se van a llevar a cabo en esta reestructuración de servicios y reubicación de personal.

Hasta el momento no se ha obtenido respuesta y estamos asistiendo a la evolución que se está haciendo pública en los medios de comunicación durante estos días, mientras la Secretaría Autonómica de la Consellería, con competencias en materia de protección de menores, no nos ha comunicado nada al respecto.

Desde esta organización sindical se opina que el planteamiento del Consell es erróneo, cuando pretende hacer ver a la opinión pública que con el cierre de los Centros de Menores “”Plana Alta y “Avenida de Valencia” y su nueva ubicación en el Centro “Virgen de Lidón” no se pierden ni plazas de protección, ni se pierden puestos de trabajo.

Esta no es la realidad: no sólo se producen pérdida de empleo de los trabajadores del Centro “Plana Alta” sino que además se pierde la diversificación de los Recursos del Consell que actualmente está funcionando con total eficacia.

La FSP-UGT-PV ha presentado una queja ante el Síndic de Greuges por este motivo, ya que entendemos que llevar a término el cierre de los dos centros supone un retroceso hacia el objetivo de disponer de una red lo más amplia posible desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo.

Según las órdenes de la Consellería de Bienestar Social por la que se regulan la tipología y condiciones materiales y de funcionamiento de los Centros de Protección de Menores, en la Comunidad Valenciana (DOGV 4532) “Los centros de acogida de Menores, preferentemente se ordenarán por franjas de edades, respetando los grupos de coetáneos, características de los menores, problemática de actuación, objetivos prioritarios de la intervención, necesidades especiales, necesidades de tratamiento o de formación especial”

Este trabajo se verá entorpecido con el traslado de los Centros a uno de  mayores dimensiones y disparidad tanto en edades, problemática, necesidades… y comporta una pérdida de calidad en la prestación del servicio. Esta misma orden establece que “estos centros se ubicarán preferentemente en planta baja”, (siendo la intención de la Dirección General cambiar un emplazamiento en unos bajos por uno en una 4ª planta).

También otra orden de la misma Consellería de Bienestar Social por la que se regula la organización y funcionamiento de los centros de protección y el acogimiento residencial y de estancia de día de menores en la Comunidad Valenciana (DOCV 5693), establece respecto a la adopción de medidas de carácter residencial que “ deberá procurarse que el menor sea acogido en el centro que sea más adecuado a sus necesidades...”

No conseguimos entender cómo la motivación del Consell, puede ser únicamente la del ahorro económico, y deje de prestar atención a otros aspectos de la prestación del servicio que actualmente se está llevando a cabo con mayores garantías, debido a las condiciones específicas de los centros que existen actualmente en Castellón.

El Centro “Virgen de Lidón” ubicado en las instalaciones cedidas por el IVAJ a la Consellería de  Bienestar Social, disponía, cuando era destinado a Residencia Juvenil, de una infraestructura amplia y abundante para responder a los fines que tenía que atender, que eran los de albergar estudiantes desplazados de toda la provincia de Castellón. Estas instalaciones, no responden a las necesidades de un Centro de Protección de Menores según el mismo Consell ha establecido en sus órdenes de desarrollo y que actualmente dispone de Centros Específicos. 

Aunque las antiguas instalaciones del IVAJ dispongan de amplias salas, multitud de camas, grandes patios, instalaciones de cocina… esto no comporta que el Consell tenga que volver a rediseñar sus sistemas de protección convirtiendo los centros de protección actuales de nuevo en grandes centros. Éstos adolecen de la especificidad y la especialización conseguida con multitud de años de trabajo técnico y con las experiencias vividas por muchos usuarios de estos servicios, posteriormente analizadas y valoradas por los técnicos de la Administración y llegando a la conclusión de que los centros con mayor especificidad pueden ayudar a integrarse mejor a estos menores.

Actualmente  existe en la ciudad de Castellón un Centro de Primera Acogida de Menores de 0 a 13 años que depende de la Diputación de Castellón ubicado en el Complejo “Penyeta Roja” que deriva los menores fundamentalmente al Centro de Acogida de Avenida de Valencia por la franja de edad que allí se atiende. Además existe el Centro de primera Acogida para menores de 14 a 18 años “Virgen de Lidón”, por la problemática que se atiende en este centro, que es el primer recurso al que se derivan tanto menores en situaciones extremas de riesgo y/o abandono como también menores infractores a los que se debe realizar el estudio pertinente y la posterior derivación al recurso adecuado.

Consideramos que si se ubica un centro de protección en el mismo edificio donde ya se desarrollan los trabajos de recepción, va a ser extremadamente difícil llevar a cabo la organización de ambos servicios para que funcionen separadamente, y los menores acogidos, con necesidades muy diferenciadas,  no vean interferida la problemática de los que sufren mayores carencias y situaciones personales muy conflictivas, siendo, los propios menores de protección los receptores de los agudos conflictos que se genera, con  frecuencia, en los centros de primera acogida.

¿Cómo vamos a poner en un mismo centro a una niña de 6 años junto a un menor de 17años con una problemática conductual (robos, consumo de drogas... etc.)?,  ¿qué impacto va a tener en esta niña de 6 años?.

Pedimos al Consell que reconsidere sus planteamientos y que no haga desaparecer recursos que están funcionando. Que, antes bien, se dedique a apoyar los que ya funcionan y pueda dar un uso mejor a los inestimables recursos de los que dispone. En este caso, los espacios que se encuentran en el Centro de Recepción “Virgen de Lidón” podrían habilitarse para ubicar en ellos, actividades de orientación, formación e integración laboral para los menores que están sujetos al sistema de protección de nuestra administración.

Con esta información, se cuestionan los argumentos de la Dirección General del Menor que ha dado a conocer a la opinión pública que con este traslado se mejoraba la ubicación de estos servicios.

0
0
0
s2smodern