Los trabajadores del ayuntamiento de Vila-real muestran su rechazo a los despidos con una pitada a las autoridades municipales

Decenas de trabajadores del Ayuntamiento de Vila-real han mostrado su rechazo a la decisión de despedir a 22 trabajadores del Consistorio con una pitada a las autoridades municipales durante la inauguración del nuevo local de los servicios sociales del Ayuntamiento.

Este es el primer acto organizado por los sindicatos CSIF, CCOO, UGT, USO y SPPL para protestar por la reducción de la plantilla de empleados municipales sin atender las propuestas de los trabajadores, quienes consideran que la primera opción para disminuir el gasto es suprimir los despilfarros y racionalizar los gastos. Durante la concentración los participantes han entonado cánticos de ‘no a los despidos’ y ‘no a la privatización’ para protestar por la actitud del equipo de Gobierno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los sindicatos denuncian que el de Vila-real es el primer ayuntamiento de la comarca que adopta una medida de este calado mientras que su alcalde presume de haber firmado el pacto por el empleo con los sindicatos para reducir el efecto del desempleo en la cerámica. Los trabajadores se concentrarán cada jueves en la plaza Mayor como muestra de rechazo a la decisión tomada por el equipo de Gobierno que supondrá la privatización de algunos de los servicios, lo cual irá en detrimento de los ciudadanos de la localidad.

0
0
0
s2smodern