El 74 % de los trabajadores reconocen haber padecido alteraciones relacionadas con los trastornos musculoesqueléticos

Los trastornos musculo-esqueléticos están teniendo un protagonismo negativo en el aspecto de la salud laboral en los últimos años, ya que el número cada vez más son causa de bajas laborales. Ésta ha sido una de las principales afirmaciones que se ha realizado en la Jornada sobre ‘Trastornos musculoesqueléticos’ que se ha realizado esta mañana en la sede de UGT en Castellón y que ha sido organizada por la Unión Comarcal UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports.

Las estadísticas revelan que desde el año 2002 el número de trastornos musculoesqueléticos en trabajadores ha ido creciendo en toda Europa, alcanzado un coste social muy alto que supuso en 2008 cerca del 2 % del PIB. Tal y como ha indicado en la inauguración del acto, el secretario de Salud Laboral, Medio Ambiente y Servicios al Afiliado de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Ignacio  Pacios, “este tipo de trastornos se ha incrementado de manera notable y afecta a trabajadores de todos los sectores y ocupaciones”. El responsable sindical ha indicado que esta situación “es un grave problema para el trabajador por el dolor personal que supone, ya que muchas lesiones tienen difícil curación y a veces la persona queda incapacitada para realizar su trabajo habitual y pierde calidad de vida, para el empresario porque pierde eficacia operativa y para el Estado que incrementa los gastos de Seguridad Social”.

En la mesa redonda que ha versado sobre ‘Prevención de Lesiones del Sistema Músculo-esquelético en el trabajo’, Teresa Zambudio, técnica en prevención de riesgos laborales de UGT Plana Alta- Maestrat-Els Ports, ha explicado que según la VI Encuesta Nacional de condiciones de trabajo, el 74 % de los trabajadores españoles reconocen haber tenido alteraciones en músculos, tendones, articulaciones, nervios, huesos y sistema nervioso y circulatorio, debido a las condiciones del trabajo. La técnica ha apuntado que la espalda, el cuello, los hombros, las extremidades superiores e inferiores, son por este orden, las más afectadas por los trastornos musculoesqueléticos.

Zambudio entiende que para mejorar esta realidad es necesario que las empresas traten este tipo de trastornos como un riesgo más y apliquen el principio de protección del artículo 15 de la Ley de Protección de Riesgos Laborales para que se evalúen los riesgos del puesto de trabajo desde el punto de vista ergonómico y psicosocial, no sólo del punto de vista de la seguridad. Para la técnica en riesgos laborales “las principales medidas preventivas hay que adoptarlas mejorando el diseño ergonómico de puestos de trabajo, de herramientas y de maquinaria y, al mismo tiempo, realizar cambios en la organización del trabajo, es decir hay que adaptar el trabajo al trabajador”.

En este aspecto incidió Joan Franco González, Ergónomo-Psicosociólogo del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Conselleria de Sanidad, quien considera imprescindible otorgar a la Ergonomía y a la Psicosociología Aplicada al trabajo la importancia que realmente tienen en el mundo laboral, y sobre todo en el ámbito sanitario. El experto ha afirmado que el ámbito laboral de la sanidad presenta una siniestralidad laboral muy relacionada con trastornos como los musculoesqueléticos. En este sentido, Joan Franco ha explicado que en los tres departamentos de Salud de la provincia ha habido 26 accidentes con baja, de los que 5 han sido debidos a algún tipo de sobreesfuerzo. Por ello, ha apelado a actuar fundamentalmente sobre los factores de riesgo y sobre factores de índole organizacional del trabajo.

Por su parte, Luis Ruiz Olmos, técnico del Instituto de Biomecánica de Valencia, ha incidido en la importancia de la aplicación en la ergonomía en el trabajo para reducir la cifra de trastornos musculoesqueléticos, que supusieron el 31% de las bajas laborales que hubo en el año 2009. El técnico mantiene que la ergonomía aún se sigue asociando al confort, circunstancia equivocada, ya que un trabajador protegido rinde más, y por lo tanto produce más beneficios a la empresa, a él mismo y a su salud. En este sentido ha explicado que son necesarios los tiempos de recuperación en el ámbito laboral para reducir los niveles de riesgo.

Por último, Inmaculada Rubert, jefa del área de Salud Laboral del servicio de prevención de riesgos laborales del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, ha explicado que una investigación realizada con los trabajadores de este centro sanitario revela que el mayor grado de siniestralidad se da en profesionales de 45 a 60 años, por cuestiones de sobreesfuerzo como manipulación de enfermos y que se da más la dolencia cérvico-dorsal. La técnica ha abogado por ampliar la formación sobre higiene postural a los trabajadores con el objetivo de evitar lesiones y trastornos musculoesqueléticos.

La clausura la ha realizado el secretario general de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Tino Calero, quien ha incidido en que hay que hacer un esfuerzo para que la ergonomía sea la hermana pobre de la salud laboral, ya que es causa de muchas bajas laborales, a pesar de que muchas pasan como enfermedades comunes.

0
0
0
s2smodern
2021
Cotizaciones y prestaciones de la Seguridad Social
SerdUGT
la plataforma de servicios de nuestros afiliados y afiliadas
Atlantis pólizas de accidentes gratuitas para la actividad sindical