Cerca de 2.000 personas se concentran para protestar contra el recorte salarial a los empleados de la función pública

Cerca de 2.000 personas han asistido a la concentración organizada por los sindicatos UGT, CCOO y CSIF ante la subdelegación de Gobierno de Castellón para protestar contra las medidas del Gobierno central que supondrán el recorte salarial de un 5 % de media para los empleados públicos para el año 2010 y la congelación del salario para 2011.

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Emilio Llanos, ha lamentado que “el Gobierno haya optado por la medida más fácil, que es recortar los derechos sociales y de los trabajadores, en este caso de los funcionarios, en lugar de compensar el déficit con medidas vía ingresos, a través de la recuperación del Impuesto de Patrimonio, la reactivación del Impuesto de Sucesiones, el incremento del IPRF para las rentas más altas, el aumento del IVA a los bienes de lujo y el reforzamiento de la lucha contra el fraude fiscal, entre otros mecanismos”.

El responsable de FSP lamenta que “nunca se había tomado una medida como ésta”, al tiempo que explica que con ello “el Ejecutivo está incumpliendo los acuerdos de la negociación colectiva que ya contemplaba una gran contención salarial para los funcionarios, y que en este año sólo han visto subir sus sueldos un 0,3 %”. Ante esta situación, Llanos ha avanzado que el sindicato recurrirá ante la Justicia este Real Decreto.

El responsable sindical denuncia que “los trabajadores son los únicos que están pagando esta crisis de origen financiero y que no han provocado, y lamenta que no se hayan tomado medidas para regularizar los mercados”. En este sentido, Llanos explica que con esta decisión “el Gobierno ha abierto la caja de Pandora y ha enviado un mensaje a los empresarios de que hay que bajar los sueldos a los trabajadores, por lo que este año va a ser muy difícil la negociación colectiva de cualquier convenio”.

Por su parte, Laureà Puig, secretario general de la Federació de Treballadors de l’Ensenyament (FETE) de UGT en Castellón, asegura que “mientras que los especuladores y los banqueros se van de rositas, tenemos que ser los trabajadores y los funcionarios públicos los que paguemos la crisis”. El responsable sindical también entiende que hay otras fórmulas para recortar el déficit público, como son recortar el presupuesto del ejército, las ayudas a la Iglesia, el fondo de ayuda a la banca, eliminar la exención de los premios de la lotería o la reducción de altos cargos, además de volver a establecer el Impuesto de Patrimonio y de Sucesiones y aplicar impuestos a las rentas más altas”.

0
0
0
s2smodern
2021
Cotizaciones y prestaciones de la Seguridad Social
SerdUGT
la plataforma de servicios de nuestros afiliados y afiliadas
Atlantis pólizas de accidentes gratuitas para la actividad sindical