UGT considera extremadamente preocupante la situación laboral en la provincia y exige al Consell que actúe de forma inmediata

El sindicato UGT considera “extremadamente preocupantes” los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que sitúan en 74.200 las personas paradas en la provincia de Castellón a 31 de marzo del presente año. Estas cifras suponen que la tasa de paro en la provincia alcanza ya el 25,08 %, situando a Castellón entre las diez provincias de España con mayor índice de paro, y cinco puntos por encima de la media del Estado.

Los datos revelan que en el primer trimestre de 2010 el número de desempleados ha crecido en la provincia en 9.800, lo que ha supuesto que por primera vez la tasa de paro en la provincia supere los índices de desempleo de Valencia, Alicante y la Comunitat Valenciana, que tras la última EPA se ha situado en el 23,04 %, tres puntos por encima de la media española. Estos datos significan que 583.100 personas están en paro en la Comunitat.

Ante la constante destrucción de empleo, el secretario general de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Tino Calero, pide a la Generalitat Valenciana “que actúe de forma inmediata para frenar esta sangría y deje de esconderse”. Para Calero la actual situación, a pesar de que el incremento del paro se ha ralentizado en los últimos meses, ya es muy delicada, por lo que es necesario que las administraciones, sobre todo el Consell, que tiene competencias en materia de empleo, ponga en marcha políticas activas de trabajo para frenar el incremento del paro y favorecer la incorporación de las personas que se han quedado sin trabajo al mercado laboral. Para Tino Calero los datos aportados hoy son peores de lo esperado, lo que “da una idea de las dificultades que está atravesando el mercado laboral castellonense, en concreto, y el de la Comunitat”.

Para los responsables del sindicato es necesario reactivar la demanda, garantizar la sostenibilidad del crecimiento económico para que aumente la productividad y mejore la cohesión social, para lo que es preciso incrementar la formación y cualificación de los trabajadores y apostar por las nuevas tecnologías para generar puestos de trabajo estables y de calidad con el objetivo de invertir la tendencia de los últimos meses, para impedir que sean más los trabajadores que paguen las consecuencias de la crisis.

En este sentido, Calero, alerta del continuo descenso del número de personas ocupadas, que se sitúa en 221.700, es decir 14.900 menos que el trimestre anterior y 31.00 menos que hace un año. Para el representante sindical, estas cifras certifican el parón que ha habido en lo que respecta a la creación de puestos de trabajo en la provincia de Castellón.  

0
0
0
s2smodern