UGT insta a las empresas a no relajar las acciones preventivas en el trabajo con la excusa de la crisis económica

El sindicato UGT ha trasladado esta mañana a las empresas de la provincia de Castellón que no se escuden en la crisis para relajarse a la hora de establecer las medidas preventivas ante los accidentes y las enfermedades profesionales en los puestos de trabajo exigidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

El responsable de Salud Laboral, Medio Ambiente y Servicios al Afiliado de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Ignacio Pacios, ha manifestado en el Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, que se ha conmemorado bajo el lema ‘Con sindicatos, el trabajo es más seguro’, que “es en estos momentos de crisis económica es cuando aumentan las tentaciones empresariales de ahorrar costes en la prevención de riesgos laborales”.

El responsable sindical explica que el 25 % de las empresas en el conjunto de España “aún no ha hecho los deberes y quince años después de la aprobación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales aún no han cumplido con sus obligaciones preventivas básicas”. El sindicato UGT ha realizado una concentración ante la Casa dels Caragols y ante la sede de la CEC para reivindicar más acciones para evitar los accidentes y las enfermedades laborales a los empresarios y a la administración.

Y es que para Pacios, “a pesar de que en el cómputo global los accidentes laborales en la provincia se redujeron un 38,5 %, este hecho no se puede atribuir a las acciones realizadas desde la administración y desde las empresas sino al incremento del paro en la provincia, que paso de 37.859 parados en 2008 a 55.541 en 2009, y al descenso de la actividad productiva en los sectores con mayor índice de accidentalidad como la construcción y los servicios, por lo que no hay que bajar la guardia”.

Durante su intervención, Ignacio Pacios ha querido resaltar el grave problema que suponen los accidentes in itinere, los que se producen a la ida o vuelta del puesto de trabajo. El responsable sindical ha apuntado que en la provincia de Castellón, a pesar de que la situación económica haya reducido el número de desplazamientos por carretera por la subida del desempleo, los accidentes mortales in itinere se han incrementado un 100 %, pasando de 2 en 2008 a 4 en 2009 y los accidentes graves in itinere han aumentado un 15% pasando de 20 a 23, y eso a pesar de que muchos siniestros son escondidos como accidentes de tráfico.

Por todo ello, desde UGT se considera necesaria una visión conjunta del problema de la accidentalidad en los trayectos de ida y vuelta al trabajo en general, y en la sufrida por los profesionales del  transporte en particular, desarrollando planes de movilidad en las empresas, que potencien el transporte colectivo sobre el individual, implicando a los gobiernos para que incentiven el transporte público con abonos especiales para trabajadores e implantando nuevas formas de trabajo que no impliquen el desplazamiento innecesario de los trabajadores.

Al mismo tiempo, Ignacio Pacios ha querido denunciar que un año más aumenta la infradeclaración de las enfermedades profesionales. Durante 2009 se han declarado 1.850 enfermedades profesionales menos que en el año anterior en España y 86 menos en la Comunitat Valenciana. El descenso de la declaración de enfermedades profesionales desde 2006, año en que se aprobó el nuevo sistema de notificación y registro de las enfermedades profesionales y el nuevo cuadro de las mismas ha sido constante.

Pacios, ha señalado que es necesaria una  actuación exhaustiva por parte de administración y empresas en materia de detección de enfermedades laborales, ya que mientras el ratio en España de detección de enfermedades laborales es de 1 cada 800 trabajadores, en la Comunitat es casi el doble, de 1 cada 1.600 trabajadores.

Por ello, UGT denunciauna deficiencia clara por parte de empresas y de las mutuas en la detección de las enfermedades profesionales que afectan a los trabajadores y trabajadoras, y que son tratadas como si no fueran motivadas por el puesto de trabajo que ocupan. Tanto es así que según los datos del sindicato, sólo 2 de cada 10 enfermedades profesionales es considerada como tal, y el resto pasa por enfermedades ordinarias ajenas al puesto de trabajo que desempeñan. Con ello, si no son declaradas no pueden atajarse las causas de tales enfermedades y por tanto siguen produciendo perjuicio para los trabajadores.

0
0
0
s2smodern