UGT reitera la necesidad de que las administraciones establezcan medidas para reactivar la economía y estimular el empleo

UGT considera necesaria la implantación de medidas que reactiven la economía y estimulen el empleo y la formación para paliar la destrucción de empleo en la provincia de Castellón. Los datos publicados hoy revelan que durante el mes de marzo 887 personas, es decir un 1,47 % más que en el mes de febrero, han pasado a engrosar las listas del paro en la provincia, lo que sitúa en 61.428 los desempleados en la provincia.

Para el secretario general de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Tino Calero, estos datos son malos porque aún se destruye empleo, aunque “se puede observa que una clara tendencia a la ralentización del crecimiento del paro” si se comparan los incrementos con los datos del pasado ejercicio. En el mes de marzo de 2009 fueron 3.044 personas las que se quedaron sin empleo, una cifra muy superior a la de este año.

No obstante, Calero mantiene que la situación es preocupante y hay que seguir siendo prudente, ya que todavía hay muchos trabajadores, sobre todo del sector cerámico, incluidos en expedientes de regulación de empleo de suspensión y el goteo de despidos sigue siendo constante. Por otro lado, uno de los indicativos positivos de este mes de marzo es el crecimiento del 24,3 % en lo que respecta al número de contratos firmados, respecto al mismo mes del pasado ejercicio.

Ante la complicada situación del mercado laboral castellonense, Tino Calero mantiene que es necesario implantar medidas que vayan encaminadas a la reactivación de la economía y la creación de empleo como objetivo principal, en el marco del cambio de modelo productivo y, al mismo tiempo, vayan acompañadas de políticas eficaces para estimular la formación.

El responsable sindical entiende que hay que afianzar un cambio de modelo productivo y un plan de políticas activas, que perfile y reoriente hacia sectores que se consideren estratégicos a los desempleados afectados por la crisis, así como apostar por empresas innovadoras, por la modernización tecnológica, por la mejora y el impulso a la formación y que busquen nuevos mercados a partir de las mejoras de productividad y no persiguiendo la competitividad mediante la reducción de costes laborales. Todo ello sin dejar de lado la política de gasto social para la protección a los trabajadores, atendiendo a los desempleados que agoten sus prestaciones por desempleo y a los colectivos con mayores dificultades de inserción y mayor riesgo de exclusión social.

Calero explica que la implicación de las administraciones tiene que ser inmediata, ya que las cifras del paro han tenido un mal comportamiento en todos los sectores durante el mes de marzo, sobre todo en agricultura y en el sector servicios. Las cifras aportadas hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) reflejan que el desempleo ha subido en 196 personas en agricultura (+10,6 %), en 23 personas en Industria (+0,78 %), en 137 en construcción (+1,02 %), en 334 en servicios (+1,15 %) y en 197 en el sector de personas sin empleo anterior (+5,64 %).

Con estos datos, el sector servicios tiene 29.245 parados, con un incremento anual del 23,4 %; la construcción 13.517 parados, con una subida del 12,05 % en el último año; el sector de la industria 12.945 desempleados, lo que supone una subida anual del 8,37 %; y la agricultura 2.036 parados, lo que ha supuesto un incremento del paro del 51, % desde marzo de 2009. En el colectivo de personas sin empleo anterior, el incremento anual del paro alcanza el 113,8 %, siendo 3.685 las personas desempleadas.

0
0
0
s2smodern