Los trabajadores de Marie Claire en la sede de Castellón ratifican el preacuerdo al que llegaron ayer sindicatos y la dirección de empresa

Los trabajadores de la sede de Marie Claire en Castellón han ratificado esta tarde el preacuerdo al que llegaron ayer por la noche los sindicatos y los propietarios de la empresa en la sede de la Dirección General de Trabajo en Valencia sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por la firma textil.

Este principio de acuerdo recoge el despido de 175 trabajadores y la suspensión temporal del contrato de otros 50 empleados hasta el 31 de julio de 2010. La empresa se ha comprometido a dar prioridad a los trabajadores mayores de 55 años en la designación de afectados por la suspensión temporal de sus contratos  con la intención de que puedan solicitar la prejubilación.

En este sentido, la indemnización acordada entre las dos partes para los afectados por la extinción del contrato será de 25 días de salario por año trabajado con el máximo de 14 mensualidades, que será abonada por la empresa y por el Fogasa. Al mismo tiempo, el acuerdo al que llegaron las dos partes recoge que el Fogasa abonará las pagas extraordinarias adeudadas, es decir la del verano de 2009 y la mitad de Navidad de 2009, a los 175 trabajadores que perderán su empleo.

El preacuerdo también recoge la creación de una bolsa de trabajo que tendrá un periodo de vigencia de 24 meses, en la que se establece que si la firma textil tiene necesidad de realizar nuevas contrataciones, los empleados afectados por el ERE tendrán prioridad en la contratación.

La ratificación total del acuerdo existente entre sindicatos y dirección de empresa está a expensas de que lo aprueben los trabajadores de la sede de Vilafranca, cuya asamblea está prevista para las siete de la tarde de hoy miércoles.

0
0
0
s2smodern