UGT firma el convenio colectivo del sector de comercio textil que tendrá una vigencia de dos años

21 de abril de 2009

El nuevo marco laboral elimina la categoría de dependiente de segunda y supondrá una subida salarial de 90 euros para la mayoría de trabajadores del sector en 2011

El sindicato UGT y la patronal del sector han firmado el nuevo convenio colectivo para el sector de comercio textil de la provincia de Castellón y que tendrá una vigencia de dos años, 2009 y 2010. El marco laboral acordado por las dos partes “es positivo para los trabajadores de este sector”, según explica la secretaria de Acción Sindical de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego del sindicato intercomarcal Millars-Plana Alta de UGT, Patricia Puerta, “si se tiene en cuenta que en estos momentos debido a la situación económica las negociaciones son más difíciles y la mayoría de empresarios respaldan la opinión de la CEOE que quiere la congelación salarial”.

La responsable sindical explica que “se ha conseguido garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores al acordar un incremento salarial del 1,5 % para 2009 con cláusula de revisión y para 2010 una subida del IPC real de 2009, también con cláusula de revisión. No obstante, para la dirigente de UGT uno de los avances más importantes que se ha conseguido para los próximos años es la adaptación de las categorías profesionales a la nueva realidad del sector. En este sentido, Patricia Puerta señala que “a partir del 1 de enero de 2011 desaparecerá la categoría de dependiente de segunda y sólo permanecerá la de primera, por lo que todos los dependientes pasarán a la categoría superior, lo que supondrá un incremento salarial de unos 90 euros para la gran mayoría de los trabajadores del sector”.

Tras la firma de este convenio, los cerca de 2.500 trabajadores de este sector en la provincia también contarán con un día más de libre disposición, por lo que se pasará de dos a tres y por cada domingo o festivo trabajado cobrarán 95 euros o dispondrán de dos días de descanso. Al mismo tiempo, según explica la dirigente de UGT, a todos los trabajadores que la empresa no les facilite el uniforme de trabajo, la firma deberá abonarle dos pagos de 180 euros cada uno, en mayo y septiembre.

En cuanto al apartado de la conciliación de la vida familiar y laboral, el marco laboral mejora la Ley de Igualdad en cuanto a la reducción de jornada por la guarda de un menor y amplía de ocho a diez los años en los que se puede disfrutar de esta reducción de jornada.

Por último, el convenio del comercio textil recoge que en los casos de violencia de género la concreción de horario laboral sea a petición de la trabajadora y también, en cuanto a la jubilación parcial a partir de los 60 años, que la potestad absoluta la tenga el trabajador.

0
0
0
s2smodern