UGT dice que las denuncias de un ex trabajador del ayuntamiento de Alcalà se deben a venganza

26 de marzo de 2009

Para el sindicato el denunciante quiere manchar el buen nombre de las dos últimas corporaciones y de algunos funcionarios por no favorecer su continuidad

UGT considera que las denuncias realizadas por un ex trabajador del ayuntamiento de Alcalà de Xivert contra la Corporación municipal y algunos funcionarios en los últimos meses son consecuencia de una venganza personal al no conseguir el trabajador el favor de los miembros de las dos últimas corporaciones y de los funcionarios para  establecer su continuidad en el trabajo.

Desde UGT se quiere  aclarar que este ex funcionario interino ocupó temporalmente la plaza de técnico de urbanismo mientras el titular estaba de comisión de servicio, y durante su servicio intentó un cambio de puesto de trabajo dentro del ayuntamiento. Los representantes de UGT en el ayuntamiento creen que al no conseguirlo “se volvió contra la actual Corporación y contra los trabajadores, acusando a los primeros de ir en contra de la legalidad y a los segundos de no apoyarlo en sus reivindicaciones”.

Los representantes sindicales explican que “desde que no consiguió el puesto de trabajo que deseaba y se enemistó con la Corporación, ha impugnado múltiples acuerdos municipales y ha realizado varias denuncias contra miembros de la Coporación y algunos funcionarios”. En este sentido, en sus denuncias se acusa a la actual Corporación de favorecer a un grupo de trabajadores municipales, a expensas del resto, cuando lo cierto es que los grupos políticos que integraban el anterior Ayuntamiento y los representantes sindicales llegamos a un compromiso para mejorar las condiciones laborales y retributivas de todos los trabajadores, acuerdo que ha mantenido el actual equipo de Gobierno.

Al respecto, desde UGT se quiere hacer constar que este ex trabajador ha contado con la ayuda de algunas personas o colectivos que tienen como objetivo desgastar al actual Corporación, pero “lo que han conseguido es hacer daño a todos los trabajadores y, sobre todo, al funcionamiento de los servicios municipales”. Por todo ello, desde UGT se cree que “el apoyo dado a este ex trabajador sobrepasa la legítima confrontación política”.

Por último, UGT quiere manifestar que este ex trabajador en apenas un año de servicio “consiguió la proeza de enemistarse con dos corporaciones municipales de signo político distinto y con gran parte de sus compañeros, llegando a menospreciar públicamente la valía personal de varios compañeros y a insultar delante de la Junta de Personal a una compañera”.

0
0
0
s2smodern