La cifra de parados se sitúa en 47.721 personas lo que supone un incremento del 122,9 % en un año

3 de marzo de 2009

UGT exige al Consell que asuma sus competencias en materia de empleo y cree necesario la adopción de medidas desde el diálogo social

La cifra de parados se sitúa en 47.721 personas lo que supone un incremento del 122,9 % en un año UGT considera “catastróficos” los datos del paro del mes de febrero en la provincia de Castellón y entiende que la situación “ha dejado de ser preocupante para ser grave”. Según las cifras aportadas por el Inem, el número de parados en Castellón es de 47.721, lo que significa 26.246 más que hace un año, lo que supone un incremento porcentual del 122,9 %, el más alto de toda España. 

Con estos datos, el secretario de Empleo y Formación de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Ferran Ortiz, exige a las administraciones, especialmente a la Generalitat Valenciana, que empiece a asumir sus competencias en materia de empleo con el objetivo de frenar la constante destrucción del empleo que se está produciendo en toda la provincia de Castellón y en la Comunitat Valenciana. En este sentido, desde el sindicato se exige al Consell el desarrollo inmediato del Pavace II y la profundización del diálogo social como complemento a las medidas del Gobierno central, ya que “si no se ponen en marcha ya los mecanismos oportunos, las cifras de paro continuaran creciendo con los altos porcentajes de los últimos meses”, explica Ortiz.

En la provincia de Castellón el número de parados se ha incrementado en 4.865 personas más en febrero, lo que significa un incremento del 11,35% respecto a enero, el más alto de toda España, donde se refleja la extraordinaria proliferación de expedientes de regulación de empleo, ligados a determinados sectores, como el cerámico, extracción de arcillas, revestimientos, esmaltes y todas las actividades auxiliares de la construcción concentradas en dicha provincia

No obstante, la pérdida de puestos de trabajo es común a todos los sectores en la provincia, lo que viene a confirmar el desastroso panorama del mercado laboral castellonense, en concreto, y valenciano en general.

La destrucción de empleo no se ha centrado sólo en el sector de la construcción, donde en el último año el número de parados ha crecido en 6.939 personas, lo que significa un 200,9 % más, situándose en 10.393 personas. Hay que decir que en la industria, el número de desempleados ha crecido en 6.137 personas, es decir un 154,2 %, y se ha situado en los 10.115 parados. En lo que respecta al sector servicios, la cifra de parados ha subido en 11.379 personas, un 92,8 %, siendo el total 23.633. Por último, en agricultura, el número de desempleados se ha incrementado en 685 personas, es decir un 84,1 %, y se ha situado en 1.499.

Ante esta situación, UGT considera necesario la adopción de medidas desde el diálogo social, no solamente de carácter anticíclico, para contrarrestar este incremento coyuntural, sino de carácter estructural, con reformas relacionadas con las políticas industriales, educativas, de infraestructuras y medioambientales y energéticas, que permitan modificar las bases del modelo económico para reforzar el crecimiento y la creación de empleo de calidad.

Asimismo, el sindicato considera que, en estos momentos, es imprescindible mejorar las condiciones del gran número de desempleados, priorizando la protección social a la contención del déficit, a la vez que se potencia la formación de los trabajadores y trabajadoras, tanto parados como activos, para incrementar su cualificación, facilitando así la inserción en el mercado laboral.

0
0
0
s2smodern