Los sindicatos estudian iniciar movilizaciones en el transporte debido al bloqueo del convenio

12 de febrero de 2009

UGT y CCOO consideran necesario que el nuevo marco laboral consolide un plus en nómina donde se regulen los excesos de jornada

UGT y CCOO han convocado a los delegados sindicales de las empresas del transporte para el próximo lunes día 16  para consultar con los representantes de los trabajadores la posibilidad de establecer un calendario de movilizaciones en el sector debido a la situación de bloqueo en que se encuentra la negociación del convenio colectivo, por la actitud intransigente de la patronal.

Tanto el secretario general de la FTCM UGT en Castellón, Javier Gregori, como la coordinadora de la Federación de Transportes de CCOO, Encarna Ejarque,  coinciden en que “la única salida que queda para salir de la actual situación es la convocatoria de una huelga”, aunque aseguran que “ésta es una medida que no nos gusta tomar”. No obstante, para los dos sindicatos, esta situación ya es insostenible “y no estamos dispuestos a continuar siendo la provincia donde los transportistas tienen los salarios más bajos y menos ventajas sociales, y pensamos que ya merecen algunas mejoras”.

La propuesta de los sindicatos es un convenio a tres años con una subida salarial anual del IPC real, más 1,5 % repartido en tres años, en todos los conceptos, pero siempre que el nuevo marco laboral consolide además un plus en nómina donde se regulen los excesos de jornada y la compensación y la absorción de los incrementos salariales.

Y es que tanto CCOO como UGT denuncian que existen empresas que aplican de forma irregular la cláusula de compensación y absorción sobre las percepciones salariales que se abonan por los excesos de jornada y lo desvían a otros conceptos en la nómina, como dietas, que no cotizan a la Seguridad Social, con lo que el trabajador pierde poder adquisitivo a pesar de los incrementos salariales pactados. Gregori y Ejarque explican que con esta práctica, las empresas incumplen la normativa laboral del sector que se regula en el convenio, por lo que los empresarios tienen engañados a los trabajadores.

Los sindicatos explican, también, que el hecho de que el IPC esté en el 1,5 %, mucho más bajo que en julio, y el precio del carburante ha bajado casi un 35 % desde el último trimestre de 2008, debería ser un buen punto de partida para volver a plantear una negociación, en la que los representantes de los trabajadores también exigen un día más de vacaciones.

Los sindicatos también han convocado para el próximo sábado 21 de febrero una asamblea de trabajadores para trasladar la decisión que se tome en la reunión de delegados y decidir qué medidas se toman ante la actual situación.

0
0
0
s2smodern