UGT exige a administraciones que prioricen las políticas de empleo para frenar la destrucción empleo

23 de enero de 2009

El número de parados en la provincia se ha incrementado en 23.300 en el último año y la tasa de paro se sitúa en un 14,73 %

UGT exige a administraciones que prioricen las políticas de empleo para frenar la destrucción empleo El número de desempleados en  la provincia de Castellón se ha incrementado durante el último año en 23.300 personas, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), por lo que desde UGT se exige a las administraciones que se de absoluta prioridad a las políticas activas de empleo con el objetivo de frenar la constante destrucción de empleo que se está dando en Castellón. La cifra total de parados en la provincia es de 45.600, lo que sitúa la tasa de paro en el 14,73 %, más del doble que hace un año, cuando era sólo del 7,37%.

La constante pérdida de empleos ha supuesto que la provincia supere por primera vez en 2008 la media española de tasa de paro, que es del 13,91 %, lo que “da una muestra de la preocupante situación en la que se encuentra el mercado laboral en la provincia”, explica el secretario de Empleo de UGT Plana Alta-Maestrat-Els Ports, Ferran Ortiz. El responsable sindical expresa que “el hecho de que en la Comunitat Valenciana, en general, y en Castellón, en particular, se haya apostado por actividades de escaso valor añadido, empleo precario y actuaciones especulativas, financieras y urbanísticas nos ha llevado a esta situación”. En este sentido, Ortiz aboga por “buscar de forma urgente soluciones para invertir la tendencia de los últimos meses en el mercado laboral castellonense, ya que sólo en el último trimestre el número de desocupados ha crecido en 10.700 personas.

Ante este periodo de dificultades, el representante de UGT denuncia “la constante presentación de expedientes de regulación de empleo (ERE) por parte de empresas que aprovechan el ambiente social generado por la crisis económica para hacer reestructuraciones a costa del empleo y que no se justifican desde un punto de vista económico y productivo”. Por todo ello, hace un llamamiento a los ciudadanos castellonenses a “movilizarse el próximo día 31 de enero para impedir que sean los trabajadores quienes paguen las consecuencias de una crisis que ellos no han provocado”.
 

Según UGT, otro dato a tener en cuenta de la última EPA es que continúa la tendencia descendente del número de ocupados que había venido creciendo hasta el pasado mes de junio. Y es que en el último trimestre, la cifra de personas ocupadas ha descendido en 7.900, pasando de 272.300 a 264.200, lo que certifica el parón en la creación de puestos de trabajo. En 2008, el número de personas ocupadas bajo en 15.900 personas.

No obstante, la tasa de actividad, que es del 62,87 %, es aún una de las diez más altas de España, por lo que “hay que tomar medidas para poder equilibrar el desfase que existe entre la tasa de paro y la tasa de actividad”, explica Ortiz.

Por otra parte, otro dato que destaca el responsable de UGT es que el descenso de la actividad en el sector de la construcción y de los sectores ligados a ella ha supuesto que el número de hombres parados haya alcanzado ya los 23.200 y la tasa de paro masculina esté en el 13,26 %. En cuanto a las mujeres, hay 22.500 paradas y en la actualidad la tasa de paro es del 16,63 %.
Por todo ello, UGT  reitera su convicción en la necesidad de garantizar la sostenibilidad del crecimiento económico que aumente la productividad y mejore la cohesión social, para lo que es preciso incrementar la formación y cualificación de los trabajadores y apostar por las nuevas tecnologías para generar puestos de trabajo estables y de calidad.

0
0
0
s2smodern