Entrevista a Tino Calero, secretario general de la UC de la UGT-PV Plana Alta-Maestrat-Els Ports

14 de diciembre de 2008

"La cerámica no esta tan mal como nos hacen ver"

Entrevista a Tino Calero, secretario general de la UC de la UGT-PV Plana Alta-Maestrat-Els Ports Sin duda, uno de los principales problemas a que se enfrenta Castellón, si no el principal, es el aumento del paro, superior al 100% en este año. ¿Qué valoración hace de las cifras como responsable de UGT en la provincia?

-Estamos en una situación realmente preocupante, ya que en los últimos 14 meses el crecimiento del paro ha sido continuado. Además, hay que tener en cuenta que esta es una situación nueva en nuestro entorno, donde las cifras de desempleo siempre han sido más bajas que la media autonómica y nacional. Desde UGT entendemos que el modelo económico de la provincia se ha visto gravemente afectado por la caída de la construcción, principalmente, y también por la situación de crisis internacional.

La destrucción de empleo es constante y afecta a todos los sectores económicos. ¿Qué se puede hacer para evitarla?

-En un principio, es necesario tener una respuesta coordinada entre todas las administraciones para paliar y frenar el continuo crecimiento del paro y, al mismo tiempo, potenciar políticas activas de empleo y formación. Asimismo, es necesario movilizar recursos que articulen una verdadera política industrial y que esto se traslade al conjunto de nuestra estructura productiva, que fortalezca la inversión en EJD, la producción de bienes de mayor valor añadido, y una mayor productividad y competitividad.

¿Hay alguna previsión de cuándo se va a tocar fondo?

-No se puede saber con certeza, no tengo una bola de cristal, pero todo apunta a que esta situación continuará, al menos, hasta el segundo semestre del 2009. Ni siquiera los grandes guiáis de la economía han tenido la capacidad de adelantar la actual situación, por lo que cualquier interpretación puede ser interesada.

¿La dependencia económica de la provincia del sector cerámico y de la construcción ha podido contribuir a la destrucción de puestos de trabajo?

-Sin ninguna duda. La incidencia de la crisis en estos sectores y la falta de diversificación en la economía castellonense han propiciado que haya pocas posibilidades de que nuestro mercado laboral absorba toda la mano de obra que, desgraciadamente, se ha quedado sin trabajo en el último año. El tener un sector industrial puntero no nos ha vacunado contra la actual situación, ya que se encuentra íntimamente ligado a la construcción.

Usted ha dicho que "Castellón no ha aprovechado los años de bonanza". ¿Por qué esa frase?

-Es evidente que durante los últimos quince años nuestra provincia ha mantenido un nivel de crecimiento económico y de empleo que nos ha situado en cotas de desarrollo impensables, pero al mismo tiempo con unas bases poco sólidas. Ahora vemos que no hemos aprovechado ese potencial para prepararnos de cara a una crisis imprevisible en cuanto a su alcance. No aprovechar este periodo para cambiar nuestro modelo de crecimiento nos ha llevado desde la autocomplacencia del pleno empleo a la destrucción masiva.

Los expedientes de regulación de empleo en las firmas azulejeras son constantes. ¿Cree que se producen demasiados?

-Evidentemente. La situación en el sector cerámico no es buena, pero también es cierto que no es tan mala como algunos nos quieren hacer ver. En cualquier caso, los expedientes de regulación de empleo (ERE) han de ser la última opción. Desde UGT creemos que se ha de apostar por medidas que, garantizando la continuidad de la empresa, no supongan destrucción de trabajo, algo que nuestros representantes sindicales han conseguido en algunas empresas.

¿Están aprovechándose las empresas de la actual coyuntura para hacer limpieza?

-Sí que hemos detectado que algunas empresas pretendían utilizar los ERE para mermar derechos, reajustar plantillas y reducir los costes laborales, despidiendo, por ejemplo, a trabajadores con mayor antigüedad y salarios más altos. Ante ello, la postura del sindicato ha sido firme en todo momento, y eso ha supuesto que algunos expedientes se hayan aprobado sin acuerdo de los representantes de UGT.

¿Son factibles otras medidas que permitan conservar los puestos de trabajo y aseguren la competitividad empresarial?

-Un ejemplo es el trabajo que está realizando la federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) en el sector azulejero, donde se ha conseguido que bastantes expedientes pasen a ser de carácter temporal. Además, a través del Foro del Azulejo se están proponiendo medidas como la intensificación en la formación sectorial y las prejubilaciones de los trabajadores de más de 55 años. Si hay predisposición de las empresas es posible buscar soluciones que no acaben en la extinción de empleos.

En un momento como el actual en que se están produciendo tantos despidos, ¿cómo se van a plantear las negociaciones de acuerdos colectivos?

-Sin lugar a dudas la negociación colectiva en un escenario de crisis se plantea más compleja, pero desde UGT no renunciamos a mantener las grandes líneas de nuestras reivindicaciones: la universalización de las cláusulas de revisión salarial; mejorar los sueldos para reactivar la demanda; un salario mínimo garantizado en cada convenio colectivo; garantizar la estabilidad en el empleo y reducir la temporalidad; mejorar e implantar medidas de igualdad real entre hombres y mujeres; evitar discriminaciones de cualquier tipo y, en particular, en las categorías en fianción de la edad. No es en el mercado de trabajo ni en el contenido de los convenios donde nace la crisis, por lo tanto, no es ni con la reducción de derechos ni con restricciones salariales como se saldrá de ella.

¿Cuál, en su opinión, piensa que es el principal punto en que se ha de trabajar?

-Hay que garantizar las prestaciones sociales y la protección a los trabajadores sin empleo, además de acelerar la puesta en marcha de las medidas que ha planteado el Gobierno central. Asimismo, resulta imprescindible que el sector financiero empiece a inyectar liquidez, principalmente en la pequeña y mediana empresa. Al mismo tiempo, es necesario que se impulse la ejecución de obra pública y de Viviendas de Protección Oficial. Nadie cuestiona que en la actual coyuntura, el Estado, y en él se incluyen todas las administraciones, ha de convertirse en la locomotora de la economía.

Como acaba de decir, el papel de las administraciones es fundamental. ¿Está satisfecho con las iniciativas que cada una está adoptando en Castellón?

-Más que entrar a valorar la aportación de cada una de las administraciones, lo que propugnamos desde UGT es que haya una mayor coordinación entre todos los organismos públicos, y por ello hemos pedido al presidente del Gobierno que convoque una conferencia conjunta sobre el empleo y la industria donde se completen, ordenen y organicen las medidas adoptadas, que hasta ahora pueden dar una sensación de desconcierto y desorden. No es posible que cada administración quiera hacer la guerra por su cuenta. Es el momento de dejar los debates estériles y afrontar de forma consensuada y responsable la actual situación.

Así y todo, especifique una demanda para cada una: la central, la autonómica y la local.

-La Administración central debe garantizar las prestaciones sociales, fundamentalmente el desempleo y las pensiones. La autonómica tiene que apoyar al sector azulejero de forma decidida. Y a los ayuntamientos les pedimos que sean consecuentes con los ciudadanos en la actual coyuntura y no incrementen los impuestos municipales.

También ha remarcado la obra pública como elemento básico en tiempos de crisis. ¿Es realmente tan importante?

-En situaciones de crisis está de mostrado que la administración juega un papel fiindamental como reactivador de la economía. Como ejemplo basta saber que el próximo presidente de EEUU, Barack Obama, ha anunciado el mayor plan de inversiones públicas de la historia, entre 400.000 y 700.000 millones de dólares.

Los sindicatos han mantenido hasta la fecha una actitud de contención en cuanto a acciones y protestas por la acción política desarrollada. ¿Si estuviera en el Gobierno el PP, mantendrían esa misma actitud?

-En primer lugar, quiero aclarar que la actuación y las acciones de la UGT no están condicionadas por el color del Gobierno y la historia reciente así lo acredita. Ahora bien, es necesario resaltar que frente a la actitud de gobiernos anteriores, que en situaciones de crisis planteaban recortes de derechos sociales y laborales, este gobierno ha anunciado que no tomará medidas de este tipo y que cualquier reforma laboral que se apruebe será consensuada con los agentes sociales.

CCOO ya anuncia una movilización en Valencia para diciembre. ¿Para cuándo una de UGT?

-Nuestra organización tiene previsto iniciar un proceso de movilizaciones a partir del mes de enero en defensa del empleo, de los derechos laborales y sociales y contra el uso abusivo de los expedientes de regulación de empleo, y al que esperamos que se sumen los compañeros de CCOO. El objetivo fiandamental es dejar claro que los trabajadores y trabajadoras no son los causantes de la crisis y, por lo tanto, no deben ser los más perjudicados por la misma.

¿Se atreve a describir cómo será la imagen del panorama económico, laboral y social en la provincia de Castellón después de la actual situación? ¿Seguirá siendo la industria cerámica el motor principal?

No sé cómo será, pero hay que tener claro que el patrón de crecimiento no puede ser el mismo. La industria azulejera debe seguir jugando un papel fundamental, pero seguramente se redimensionará, al igual que el sector de la construcción, ganando mayor peso el sector servicios. Al mismo tiempo, deberíamos tener la capacidad de construir un modelo turístico que rompiera la tradicional tendencia a la estacionalidad. También es básico potenciar el crecimiento en sectores industriales vinculados a la economía del conocimiento y a las nuevas tecnologías, y para ello nuestra universidad resulta una plataforma extraordinaria. Todos los actores socieconómicos solemos coincidir en cómo debería ser el panorama, lo complicado es establecer los mecanismos necesarios para llegar a ese modelo.

Recientemente han inaugurado el nuevo edificio sindical, donde desarrollarán nuevamente su labor después de casi cuatro años de ausencia. ¿Qué tal la ansiada vuelta?

-El pasado día 25 recibimos las llaves del edificio y esperamos estar instalados de nuevo el próximo enero. Estamos satisfechos, ya que tras varios años de espera los agentes sociales tenemos por fin un local digno. La única salvedad que podemos hacer es que nos hubiese gustado que se utilizase cerámica para pavimentar el suelo.

¿Cuál es el nivel de afiliación de UGT en Castellón en la actualidad y cuántos representantes sindicales tiene?

-En la actualidad, UGT tiene unos 17.000 afiliados en toda la provincia y alrededor de 2.500 representantes sindicales. En el último año no hemos dejado de incrementar nuestra afiliación y nuestra representación en las empresas castellonenses, lo cual nos motiva para seguir trabajando aún más en defensa de los trabajadores y trabajadoras.

 ¿Cómo valora el auge que está experimentando CCOO?

-Quiero incidir que, en la provincia de Castellón, UGT sigue siendo la primera fiierza sindical. En cualquier caso, lo más destacable es que el sindicalismo de clase que representan UGT y CCOO sigue ganando posiciones respecto a otros sindicatos sectoriales o de empresa.

¿Cuál es el candidato que UGT Castellón defiende como secretario general del País Valencia en el próximo congreso de la organización?

-En este momento aún no hay ningún candidato oficial, aunque el compañero Conrado Hernández Más, actual secretario general de MCA UGT-PV, anunció su intención de presentarsu candidatura en el último Comité Nacional Ordinario. De todas formas, sería deseable que de cara al próximo congreso de la UGT-PV hubiese una sola opción, y en estos momentos se dan todas las condiciones para que esa única candidatura sea encabezada por el compañero Conrado.

¿Cuál es su valoración del trabajo que desarrolla Juan María Calles, Jefe Provincial de Trabajo en Castellón?

-Estoy convencido de que, como cualquier responsable público, pondrá todo su estilen zo, inteligencia y empeño en ejercer su tarea con eficacia.

¿Cuántas veces se ha reunido con el Sr. Calles? ¿Comparte las críticas que desde la Federación de Servicios de CCOO se han vertido contra él?

-No he tenido ninguna reunión oficial con él. En cualquier caso, desde que soy secretario general de UGT, hace casi cinco años, no he mantenido ningún enuentro con las personas que han ostentado el cargo de jefe Provincial de Trabajo en Castellón. Respecto a si acude a su puesto de trabajo o no, es una cuestión que compete a su responsable directo.

Esta entrevista fue realizada por Ramón Olivares y se publicó en el diario Mediterráneo el 14 de diciembre de 2008.

0
0
0
s2smodern