Unión General de Trabajadores del País Valenciano

Los datos del paro del mes de diciembre conocidos hoy confirman que este año a ha sido pésimo para el empleo en la provincia de Castellón. En términos interanuales las cifras del paro se han incrementado un 6’31% lo que significa que este año se cierra con 3.681 desempleados más que en el 2011 convirtiéndose en el peor año de la crisis desde la perspectiva del empleo.

Los datos del mes de diciembre arrojan una ligera disminución de las cifras del paro sustentadas en las contrataciones de la campaña de Navidad ya que la mayor disminución de desempleo se produce en el sector servicio y en el colectivo sin empleo anterior, mientras se incrementa en el resto de sectores. A juicio de Tino Calero, secretario general de la Unió Comarcal Plana Alta-Maestrat-Els Ports de UGT “estos datos confirman la atonía del mercado laboral castellonense que se muestra incapaz de disminuir de forma significativa la cifra de desempleados, y está abocando a la exclusión social a miles de desempleados”

Para UGT esta año es en materia de empleo la constatación del fracaso de las políticas de ajuste que se muestran incapaces de detener la sangría del paro en nuestra provincia, cifras que a tener de las previsiones de los principales organismos económicos podrían incrementarse en los próximos meses, por lo que ajuicio de nuestra organización es urgente un cambio en las políticas económicas que situé la reactivación económica y la generación de empleo en el centro de las políticas del gobierno central y autonómico, solo así se conseguirá salir de este pozo y volver a generar empleo.

Nuestra organización también quiere llamar la atención sobre el hecho de que en estos momentos mas de 25.000 desempleados de nuestra provincia no perciben ningún tipo de prestación, ya que la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo se situaba en el mes de noviembre en un 58’5%. Percibiendo prácticamente el 50% de estos al subsidio por desempleo y la renta Activa de Inserción que suponen ingresos sensiblemente inferiores a las prestaciones contributivas por desempleo. Ante esta situación fruto de la duración de la actual crisis económica que ha convertido a miles de desempleados en parados de larga duración nuestra organización considera  imprescindible ampliar la cobertura de la Renta Activa de Inserción y del Plan Prepara, que debería convertirse en un programa estable y resulta cada día más urgente un cambio de rumbo en las políticas e impulsar un plan de empleo en el que participen todos los poderes, estatal, autonómico y local, así como todos los interlocutores sociales.