Unión General de Trabajadores del País Valenciano

En la Asamblea General de Bancaja, celebrada ayer día 14 en Castellón, para elegir a los miembros de los Órganos de Gobierno de la Caja de Ahorros, el PP apoyó la candidatura para la Comisión de Control del candidato de CSICA, sindicato que obtuvo el 2% en las elecciones democráticas del conjunto de los trabajadores y trabajadoras de Bancaja, dejando fuera a la otro candidatura, presentada por UGT, CCOO y SATE, sindicatos que cuentan con el 90% de los votos de la plantilla.

Una vez más, el PP y el Gobierno de la Comunitat  Valenciana han vuelto a demostrar su desprecio por la democracia y, sobre todo, por las instituciones a las que considera parte de su “cortijo”, utilizándolas exclusivamente para tapar sus problemas internos.

Por su parte, el Presidente de Bancaja ha vuelto a poner los intereses de su partido por encima de los de la entidad financiera a la que representa, haciendo una demostración de irresponsabilidad gravísima, sobre todo, teniendo en cuenta la situación que vive todo el sistema financiero, y, fundamentalmente, el de las Cajas de Ahorro, inmersas en una reestructuración que debiera contar con el mayor apoyo posible de partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales, para garantizar su viabilidad.