Unión General de Trabajadores del País Valenciano

Valencia, 27 de octubre de 2005

MÁS DE 100 TRABAJADORES DIRECTOS E INDIRECTOS PERDERÁN SU PUESTO DE TRABAJO

Los trabajadores de la empresa juguetera de Biar, Jesmar, decidieron finalmente firmar el acuerdo que pone fin a su agonía, que se inició en marzo de este año, y, aceptaron la extinción de todos los contratos de trabajo en una asamblea, que se prolongó cerca de tres horas, donde la única representación sindical presente correspondió a la UGT-PV.

El desarrollo de los acontecimientos ha obligado finalmente a los trabajadores entre aceptar con acuerdo o sin acuerdo la extinción de sus empleos. Todo ello propiciado por la ausencia de respaldo del Instituto Valenciano de Finanzas y la falta de un nuevo comprador para la juguetera de Biar. La votación se saldó con 32 votos a favor de aceptar la extinción, mientras que 23 votaron en contra y dos se abstuvieron.

Con esta decisión, los trabajadores se ven abocados al despido, poniendo fin a una de las pocas empresas jugueteras de la Comunidad Valenciana que tenía nombre y marca.

La UGT-PV ha acompañado y asesorado a los trabajadores de Jesmar durante todo el proceso y lamenta el cierre de esta empresa, y, por ello exige a la Administración Valenciana que tome las medidas necesarias, como ayudas a las prejubilaciones y recolocaciones de estos trabajadores, tal y como se comprometió en el pasado mes de julio. Con este fin, se ha solicitado urgentemente una reunión con la Secretaria Autonómica de Empleo, Ana Encabo.

Para la UGT-PV este final se produce por una política errática que no ha hecho más que marear la perdiz, sin apoyar realmente las posibilidades futuras de esta empresa y que ha abocado al cierre a una empresa valenciana con prestigio y, como consecuencia, enviará al desempleo a más de 100 trabajadores, directos e indirectos.

 

 

0
0
0
s2smodern