Unión General de Trabajadores del País Valenciano

Publicado en la edición del 28 de abril del Diario Levante. Marisa Baena Martínez - UGT-PV
La entrada en vigor de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales nace, por una parte, por el mandato constitucional de desarrollar una política de protección de la salud de los trabajadores y trabajadoras mediante la prevención de los riesgos derivados de su trabajo, y por otra, por nuestra pertenencia a la Unión Europea. Estar en Europa implicaba la necesidad de armonizar nuestra política con la entonces naciente política comunitaria en materia de prevención de riesgos laborales, la cual estaba contenida en el marco jurídico general en el que operaba la política de prevención comunitaria.
Transcurridos casi 20 años desde de su publicación, y con un importante desarrollo normativo a sus espaldas, esta ley se ha ido adecuando a las características de cada sector de actividad a través del diálogo social y la negociación colectiva desarrollado por organizaciones sindicales y patronales. Para ello se ha contado además con el impulso de las Administraciones Públicas a través de organismos, tales como el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), o sus homólogos en el marco autonómico que velaban por la aplicación científico-técnica de sus exigencias, o administraciones públicas como de la Inspección de Trabajo, sanidad, o la fiscalía en la materia.

En ese sentido, a pesar de haber conseguido una aplicación más formal que efectiva, y aun teniendo sobre la mesa asignaturas pendientes, como es el subregistro en la declaración de enfermedades profesionales, hay un dato innegable; La reducción de los datos de siniestralidad, que han ido disminuyendo año a año desde la entrada en vigor de la citada ley.

Hasta ahí los avances, ya que hoy nos encontramos en un momento en el que la situación se está invirtiendo. Y es otra vez desde Europa, o desde la TROIKA, o todos a la vez, y a través de la aplicación de políticas neoliberales y desreguladoras, se ponen trabas a la misma normativa que en su día se impulsó. A día de hoy en nuestro país estamos implantando un modelo que amenaza con quedarse para siempre, y que en poco más de cinco años ha volatilizado los derechos de la clase trabajadora bajo la excusa de la crisis, una crisis que durara el tiempo que se necesite para eliminar el incipiente estado de bienestar que disfrutábamos, y del que la prevención de los riesgos laborales era una consecuencia del mismo. Todo ello, puede llevarnos a una “competitividad” propia de países en vías de desarrollo o estructuralmente empobrecidos.

Para llevarlo a cabo en nuestro país se encontró un perfecto aliado, un gobierno del PP que implanta una reforma laboral, ignorando el segundo acuerdo para el empleo y la negociación colectiva, que está llevando a los trabajadores a la precarización de sus condiciones de trabajo, las cuales se ven obligados a soportar en aras de conservar el empleo.

Y en esa línea, continua la ofensiva marcada por Europa y ejecutada por el actual gobierno del PP, ahora le toca el turno a la salud y seguridad en el trabajo, a la cual se aboca a desandar lo andado, con la puesta en marcha, entre otras, de la Ley de Emprendedores, que recorta el derecho a la prevención de riesgos laborales para los trabajadores generando una discriminación en función del tamaño empresa. Por otra parte, a esto se suma el anteproyecto de Ley de Mutuas, que configura a éstas como las únicas capaces de asumir la gestión de las prestaciones de la seguridad social. Todo ello se hace aduciendo la falacia de dotar de una mayor eficacia el aprovechamiento de los recursos públicos, pero pronto veremos sus consecuencias traducidas en un aumento de la siniestralidad laboral.

Por estos hechos, es por lo que la UGT-PV hace un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras a las movilizaciones convocadas para conmemorar el Día Internacional de la Seguridad y salud en el Trabajo. Para exigir unas condiciones de trabajo, dignas, seguras y saludables y para frenar la perdida de los derechos adquiridos en la materia. Aprovecho la ocasión para remarcar en relación con lo aquí expresado, la importancia de acudir a las urnas, el 25 de mayo y votar en las elecciones al parlamento europeo. Ya que la partida, en estos momentos, se juega en Europa.
0
0
0
s2smodern

UGT.es icono facebook icono twitter Canal You Tube SNI

Facebook

2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social

Publicaciones:

3

cprs

Guía Sindical para la seguridad laboral vial y la movilidad sostenible en la empresa
Publicaciones
20 Aniversario de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales