En el marco del Día Internacional del Migrante, que tiene lugar mañana, 18 de diciembre, la Unión General de Trabajadores denuncia que no se puede llamar movilidad exterior a la emigración forzada por la pobreza y el desempleo. España alcanzó su máximo de población en el año 2012 (46.818.219) y, desde entonces, es el país de la Unión Europea que más población ha perdido en términos absolutos, 372.391 personas. Una pérdida que está directamente ligada al paro, la pobreza y la emigración forzada, especialmente para la población española nacional de terceros países. El sindicato advierte este hecho supone una hipoteca para el presente y para el futuro del país y recuerda al Gobierno que la pérdida de población, y por tanto, de población activa, es una de las causas de la reducción del paro, y no la creación de empleo.

Leer más...

 

0
0
0
s2smodern