UGT PV reclama integración laboral para las personas con discapacidad

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra mañana sábado, 3 de noviembre, UGT reclama una política específica sobre la discapacidad en las empresas.

La negociación colectiva y el diálogo social deben ser las vías para mejorar las condiciones de trabajo de este colectivo.

Desde la UGT-PV exigimos mayor calidad en el empleo de las personas con discapacidad, uno de los colectivos que más sufre la precariedad laboral.

Entendemos que debe haber políticas de empleo dirigidas hacia la integración de las personas con discapacidad, y que deben estar diseñadas atendiendo a sus diferentes capacidades, por ello reivindicamos la participación del sindicato en las políticas de empleo dirigidas a las personas con discapacidad, y el Diálogo Social es la fórmula esencial para lograrlo.

Nuestra acción sindical debe dirige a la integración laboral de las personas con discapacidad haciendo de la negociación colectiva un instrumento para la inclusión que promueva el empleo ordinario, velando para que la contratación se realice en las mismas condiciones que el resto de trabajadores y trabajadoras, especialmente en el desarrollo personal y profesional, los ascensos y las promociones; exigimos un mayor cumplimiento de la normativa en la contratación y una intensificación en la actuación de la inspección de trabajo, debiendo prestar especial atención a la discapacidad sobrevenida.
Para UGT, la inclusión laboral de las personas con discapacidad debe ser un compromiso de todos, por lo que el sindicato exige en la negociación colectiva garantizar la normalización de las condiciones de trabajo de las personas con discapacidad; y asegurar la contratación efectiva de estas personas en las empresas ordinarias, cumpliendo con la cuota del 2% en empresas de más de 50 personas en plantilla.

Según el informe del mercado de trabajo de las personas con discapacidad publicado en abril de 2016 por el Servicio Público de Empleo, en la Comunitat Valenciana había como demandantes de empleo 17.250 personas con discapacidad que representan el 3,73% del total de desempleados inscritos como demandantes de empleo, de los cuales el mayor porcentaje lo representaban los mayores de 45 años con 9.083 personas inscritas. De ese total las mujeres representan el 53,92% de desempleadas y siendo los desempleados con estudios sin terminar los más numerosos del total con 8.633 demandantes de empleo del total y por discapacidad las discapacidades físicas serían las más numerosas 9.543 del total y el sector con más demandantes de empleo sería en el sector servicios con 11.615 parados. En definitiva si tuviéramos que hacer una foto fija de la situación de las personas con discapacidad desempleadas, sería la de una mujer con más de 45 años con una discapacidad física y que busca empleo en el sector servicios.

Según los últimos datos de contratación de octubre de 2016 publicados por el Servicio Público de Empleo las personas con discapacidad continúan siendo un colectivo con grandes dificultades de inserción, del total de la contratación acumulada a octubre de 2016 a este colectivo, solo el 12% tiene un contrato indefinido y un 88% tiene un contrato temporal, además el grueso de contratación según los datos publicados se realiza en los Centros Especiales de Empleo del total de contratos realizados a fecha de octubre de 2016 el 61% de los contratos se han realizado en CEE y el resto el 39% en empresas ordinarias. De estos datos solo el 24% son indefinidos y el 76% son temporales, es decir, las personas con discapacidad sufren una mayor tasa de temporalidad y además el grueso de la contratación se produce dentro del empleo protegido, los Centros Especiales de Empleo (CEE). Los CEE son actualmente la principal fuente de trabajo para las personas con discapacidad en la Comunidad Valenciana a tenor de los datos de contratación, esto supone que las empresas ordinarias de 50 o más trabajadores no están cumpliendo con el porcentaje de la reserva del 2%.

Además, según los datos publicados por el INE en septiembre de 2015, las personas con discapacidad tienen 16,1 % menos de salario medio que el de otras personas sin ningún tipo de discapacidad (19.138,6€ frente a 22.801,6€), además destacar que los salarios más bajos corresponden a los trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual y mental, en contra los trabajadores con discapacidad sensorial y física percibieron salarios más elevados.

 

0
0
0
s2smodern