26  de diciembre de 2007

La Generalitat debe incrementar el número de valoradores y ampliar la cobertura en centros de día y ayuda a domicilio

UGT-PV reclama a la Generalitat medios para que 300.000 dependientes sean atendidos en 2008 La UGT-PV reclama a la Generalitat Valenciana que ponga los medios precisos para que las 300.000 personas en situación de dependencia de la Comunitat Valenciana que, según la Ley, tienen que recibir atención en 2008, puedan ser atendidos en este año de manera continuada y con servicios y prestaciones de calidad.

Según el calendario establecido por la Ley de la Dependencia en 2008 tiene que ponerse en marcha la entrada en el sistema de las personas en situación de dependencia de Grado II Nivel 2, es decir, dependencia severa que, según los datos del Estudio de la Dependencia de la Comunitat Valenciana suman alrededor de 147.000 personas, lo que junto a las prácticamente 160.000 grandes dependientes de Grado III Nivel 1 y 2 que ya debían haber entrado en el sistema en 2007, alcanzan más de 300.000 personas que el próximo año tienen que ser atendidas por el Sistema de Atención a la Dependencia en la Comunitat Valenciana.

Para la UGT-PV es evidente que la situación de dependencia es un problema que preocupa a los valencianos y valencianas, de hecho un 16, 30% afirma que en su hogar hay al menos una persona dependiente, con lo que ello supone sobre todo para las mujeres que en la mayoría de los casos les atienden, porque desgraciadamente la Conselleria de Bienestar Social no está poniendo los recursos a disposición de estas personas, tal y como se establece en la ley aprobada en diciembre de 2006 y que entró en vigor el 1 de enero de 2007. Por lo tanto, si bien es cierto que esto es un problema que afecta a las familias en su vida privada, las administraciones públicas de la Comunitat tienen que hacer frente este nuevo derecho que se ha creado para que estas personas sean atendidas con servicios de calidad y de proximidad.

Por ello, desde la UGT-PV seguimos demandando a la Conselleria de Bienestar Social que las personas, que tenían derecho en 2007, reciban la prestación de  servicios con garantía de calidad y siempre demandando el carácter público de las prestaciones. Todo ello para evitar situaciones en que personas con una minusvalía del 90%, es decir grandes dependientes, con un derecho reconocido por Ley todavía no están recibiendo ningún tipo de servicio por parte de la Conselleria de Bienestar Social, algo que no se puede permitir.

Por lo tanto, la UGT-PV va seguir demandando y defendiendo como lo ha hecho durante todo el año que la cobertura de las prestaciones de servicios se vean incrementadas,  sobre todo la atención de ayuda a domicilio y los centros de día por ser una de las opciones más demandadas por las personas dependientes y sus familias. Además reclamamos que se incremente la contratación de valoradores para los reconocimientos de situación de dependencia, dado que de esa manera, las personas dependientes verán sus derechos más pronto reconocidos.

0
0
0
s2smodern