13  de junio de 2007

Bienestar Social debería consolidar sus derechos invirtiendo en crear una red de asistencia pública y de calidad de residencias, centros de día y servicio de ayuda a domicilio

 La UGT-PV demanda celeridad  a la Generalitat para poder atender a los grandes dependientes en 2007 La UGT-PV demanda a la Generalitat  Valenciana que tenga la voluntad política para desarrollar y poner en marcha la llamada Ley de la Dependencia en la Comunidad Valenciana para que los alrededor de 20.000 grandes dependientes y dependientes severos que habitan en la Comunitat, según los datos del libro blanco sobre la atención a las personas en situación de dependencia en España, puedan ser atendidos antes de que termine 2007, puesto que en estos momentos ya se ha publicado toda la legislación necesaria al respecto.

Para ello es imprescindible celeridad y asimismo eficacia, por parte del personal contratado para realizar las Valoraciones de las personas que demanden atención, para que una vez valorados reciban los servicios que establecerá su Plan Individual de Atención y que tiene que ser realizado por los servicios sociales de cada ayuntamiento.

En concreto, ya han sido publicados los reales decretos de valoración de las personas en situación de dependencia, el nivel mínimo de protección y las intensidades de las prestaciones de los servicios y la cuantía de las prestaciones económicas, además de la financiación que corresponde a la Comunidad Valenciana para que este año atienda a las personas en situación de dependencia.

Desde UGT-PV, seguimos demandando que dado que la ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia establece que se primará la prestación de servicios frente a la prestación económica, la Conselleria de Bienestar Social, debería consolidar, invirtiendo en la creación de una red de asistencia pública y de calidad de residencias, centros de día y servicio de ayuda a domicilio frente a la prestación económica donde la persona usuaria busca los servicios en el mercado privado.
 
Otra de las cuestiones que para UGT-PV merece especial atención es la acreditación de los centros que prestan servicios en atención a la dependencia, es decir, la calidad de los servicios que se prestan en residencias, centros de día, servicio de ayuda a domicilio.

Para ello, la UGT-PV considera que es preciso aumentar los ratios de personal en estos centros o servicios, por que en caso de regular estos servicios con el personal y su cualificación se estarán dando servicios de calidad para atender a las personas en situación de dependencia. Y es que al igual que no se imagina personal en el Servicio Valenciano de Salud que no sea profesional de la medicina o que la educación la impartan personas que no sean profesionales de la enseñanza, en la atención a la dependencia en la Comunidad Valenciana hemos de exigir la misma profesionalidad

En este sentido, desde la UGT-PV vamos a exigir que los profesionales que atiendan a estas personas tengan la formación adecuada para poder desarrollar su trabajo en las mejores condiciones laborales, porque ello redundará en un mejor trato y cuidado a las personas en situación de dependencia.

0
0
0
s2smodern