Valencia, 2 de diciembre de 2005

Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra mañana día 3 de diciembre, la UGT-PV demanda a la Generalitat Valenciana, para poder seguir avanzando en políticas integrales para las personas con discapacidad, la puesta en marcha del Plan Integral de Actuación para las Personas con Discapacidad, tal y como establecía el Estatuto de las Personas con Discapacidad. Porque, desde nuestra perspectiva sindical, consideramos que este plan sería un buen instrumento para desarrollar políticas globales de empleo, educación, servicios sociales, salud y accesibilidad, en colaboración con las asociaciones de discapacitados, los agentes sociales y económicos y la Administración Valenciana.

Además, en el Día Internacional de las personas con discapacidad, la UGT-PV reivindica el cumplimiento del principio de igualdad de trato y no discriminación en el ámbito laboral, haciendo un llamamiento específico a todos los ciudadanos en general y a los trabajadores en particular para lograr la plena integración laboral y social.

Es cierto que en los últimos años se han ido impulsando políticas especificas de integración laboral, pero aún reconociendo los valores y la efectividad del empleo protegido, desde la UGT del País Valenciano nos parece que todavía hay fallos en las fórmulas de tránsito al empleo ordinario, fundamentalmente, porque no se cumple la legislación existente en materia de discapacidad y no existe control y seguimiento de las infracciones. A todo esto, se suma el desconocimiento de los empresarios sobre los recursos existentes por parte de la Administración para adaptar y ajustar los puestos de trabajo en las empresas e integrar a los trabajadores y trabajadoras con discapacidad.

Desde UGT-PV asumimos el compromiso de impulsar la integración de las personas con discapacidad a través de las cláusulas de negociación colectiva, que apuestan por la igualdad y la no discriminación en el acceso al empleo, la promoción, permanencia y formación continua, así como el cumplimiento en prevención de riesgos laborales, adaptando el puesto de trabajo a la persona.

Por ello, seguiremos defendiendo la cuota de reserva de puestos de trabajo en las empresas de más de 50 trabajadores, como instrumento para consolidar la presencia de trabajadores y trabajadoras discapacitadas en las empresas ordinarias, ya que siempre hemos defendido que las medidas alternativas y los Centros Especiales de Empleo se tenían que utilizar desde la premisa de que en un momento u otro se había de facilitar el tránsito al empleo ordinario.
 

0
0
0
s2smodern