Comunicado: Alegaciones de UGT-PV al sistema de Depósito Devolución y Retorno de la Comunitat Valenciana

Para UGT PV es necesario promover la gestión de los residuos, siguiendo el enfoque de la economía circular que persigue la incorporación reiterada de los materiales que contienen los residuos en los procesos productivos, mediante la adopción de medidas que fomenten la preparación para la reutilización y el reciclaje de residuos.

No obstante, el borrador de proyecto de Ley de protección adicional del medio ambiente para la prevención del abandono de residuos de envases mediante la implantación de un sistema de depósito, devolución y retorno en la Comunidad Valenciana, así como el Informe de Aportaciones de algunos colectivos presentado apoyando la misma, carece de la información suficiente para hacer una correcta valoración del sistema a implantar.

En el propio Informe de Aportaciones se hace referencia a “documentación del expediente”, desprendiéndose de ello que existen más documentos que los aportados por la Consellería hasta el momento. A lo largo del Informe de las Aportaciones se habla de un Estudio Económico de la Ley, de un Estudio Económico de Costes y de un informe de la Consellería de Sanidad. Dicha documentación no se ha facilitado para su mejor análisis.

Desde UGT PV consideramos que falta un estudio de impacto en la Comunidad Valenciana que explique con detalle el proyecto, las fases de implantación, los objetivos, la viabilidad, los costes asociados, las ventajas y desventajas de la coexistencia con el actual Sistema de Gestión de Residuos, la creación y/o destrucción de puestos de trabajo asociados a su implantación, etc... Especial relevancia tiene para nosotros éste último punto ya que desconocemos si se han estudiado las consecuencias que su aplicación tendrá sobre el empleo y sobre qué sectores.  No podemos extrapolar la situación de otros países. Además, en otras autonomías como la Balear o la Catalana, en las que está planteando la posibilidad de implantar el SDDR, se han encargado estudios de impacto por parte de las administraciones públicas competentes.

Es decir, existen demasiadas lagunas a la hora valorar este proyecto:

Entre la documentación facilitada no se menciona ni se traslada, el informe de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias sobre la valoración de SDDR, por lo que no sabemos si sus contenidos se han tenido en cuenta a la hora de elaborar la documentación aportada.

Además, el proyecto tampoco hace mención sobre si es posible la mejora del sistema ya existente en lo que tiene que ver sobre abandono de envases y sus repercusiones sobre el medio ambiente, antes de introducir un nuevo sistema y un nuevo gestor a través una norma adicional de protección de carácter obligatorio.
Falta además el dato de cuántos de los afectados como productores pagan actualmente el punto verde y cuantos a partir de esta norma estarían exentos por contribuir al nuevo sistema, y que costo se dejaría de percibir.

Se desconoce la repercusión del nuevo sistema en los actuales ingresos de las entidades locales, así como su repercusión sobre las tasas que actualmente pagan los ciudadanos a los ayuntamientos.

En cuanto a la figura del Gestor del Sistema, en el borrador no están definidos sus deberes y obligaciones, tampoco cómo se controlarán y fiscalizarán sus actuaciones y resultados. Solamente se habla de realizar un informe anual. Por ello consideramos necesario que se especificaran sus obligaciones y las medidas de control que realizará la Consellería con competencias en residuos para asegurar la consecución de los objetivos previstos en reutilización y reciclaje.

Los métodos propuestos por la normativa pueden resultar insuficientes para un correcto funcionamiento del SDDR y distorsionar las cantidades y resultados. En el Borrador de Ley, en los Art. 3 y 5 se cita el modo de control de los envases de bebidas que se ponen en circulación en la Comunitat y lo que deben hacer los productores obligados para dicho control, se habla de presentar un informe mensual y de inscribir en un registro con seis semanas de antelación los envases. En ningún momento se mencionan controles más exhaustivos o métodos de inspección físicos de los envases que se pondrán en circulación, aunque sea de forma aleatoria.

En el Informe de las aportaciones solamente se habla de recuperar como mínimo un 20% de los envases de bebidas y del uso de envases reutilizados como un “efecto lateral secundario de la implantación de un SDDR en la Comunitat” y en el Borrador del Proyecto de Ley, en el Art. 1.3 Objeto de la Ley, se habla por igual de reducción, reutilización, reciclado o valorización material.

Quedan dudas sobre el destino final de los envases, ya que la eliminación de residuos por depósito en vertedero y valorización energética ha desaparecido del articulado.

Como medida prioritaria de la gestión de residuos, no solo se deben aumentar las cifras de reciclado, sino que el objetivo principal debe ser la reutilización de envases y ese objetivo no se contempla como objetivo prioritario en el anteproyecto.

Además, en el Informe de las aportaciones incorporadas al diseño y redacción de la documentación del expediente se hace mención al “Efecto Frontera” (necesidad de evitar que usuarios de otras autonomías hagan uso del sistema de manera abusiva) pero no se propone ninguna solución o medida para hacer frente a éste problema más allá de la potestad sancionadora.
A su vez este sistema se incluyó para su negociación en la mesa de Dialogo Social, cuestión que no se ha abordado hasta el momento por lo que entendemos quedará fuera de ella en el caso de que se apruebe este anteproyecto de ley.

Por todo ello desde UGT PV no podemos dar el visto bueno a este anteproyecto de ley ya que entendemos faltan elementos clave para valorarlo de una manera coherente e integral.

 

0
0
0
s2smodern