VALORACIÓN DE UGT-PV RESPECTO DE LOS DATOS DE LA EPA DEL 2T2019

Son necesarias medidas para que el mercado de trabajo ofrezca más oportunidades a las personas jóvenes, especialmente a aquellas más vulnerables, las menores de 25 años y a aquellas que carecen de formación

La segunda encuesta de población activa del año registra un incremento del paro, sobre todo juvenil con una tasa de casi el 37%, así como un incremento de la ocupación sobre todo en el sector industrial y en la provincia de Alicante, que incrementa la tasa de temporalidad, situándola en el 28,40%. Como datos positivos, desciende el paro de larga duración, representando el 42,21% del total del paro, y el dato de hogares con todos sus miembros activos parados registra mejores cifras que en 2018, y se sitúa para nuestra Comunitat en un 6,93%, por debajo de la media de España.

El incremento del paro, dato sorprendente para la época en la que estamos, es consecuencia del incremento del paro juvenil, hasta tal punto que sitúa su tasa en el 37%, frente a la cifra total que es del 14,30%. Esto pone de manifiesto una gran realidad y es que el mercado de trabajo cada vez ofrece menos oportunidades a las personas jóvenes, especialmente a las menores de 25 años y a aquellas que carecen de formación (cerca del 74% de las personas jóvenes que están paradas tienen estudios únicamente hasta la ESO). Para Pilar Mora, secretaria de formación, empleo e igualdad de género de UGT PV, “son necesarios e imprescindibles planes de formación adecuados para estos jóvenes, que sean consecuencia de las necesidades territoriales de empleo presentes y futuras y que sean verdaderas oportunidades de empleo. No es posible que a nuestros jóvenes solo seamos capaces de ofrecerles el empleo más precario, con grandes índices de rotación y parcialidad.”

En cuanto al análisis de los datos:

Leve incremento de la población activa y tasa de actividad: La población activa se sitúa en 2,43 millones de personas, lo que ha supuesto un incremento del 1,82% respecto al trimestre y un 0,10% respecto al año.

Este trimestre la tasa de actividad está en 58,41% incrementándose respecto al trimestre anterior (1,53%) y descendiendo respecto a la de hace un año (-0,82%).

Incrementos de la ocupación: La población ocupada se sitúa en 2,09 millones de personas. Esto ha supuesto un aumento trimestral de 32.900 personas y de 34.800 personas respecto al año anterior, lo que es positivo, pero también refleja un aumento inferior al registrado en el segundo trimestre de 2018, que mostró un aumento de la ocupación en 53.800 personas.

La tasa de empleo se sitúa en el 50,06%, lo que supone un incremento trimestral del 1,32 y anual de 0,76 puntos.

Se incrementa el empleo temporal: Se sitúa en una tasa del 28,4% lo que supone un incremento respecto al trimestre anterior (1,43%) y un descenso respecto a 2018 (-1,39%) y situándose por encima de la media de la nacional que es del 26,40%.

Por sectores, se detecta en el sector servicios una ralentización, lo que puede implicar un retraso en la contratación para la campaña estival o una mayor rotación en el empleo con periodos de contratación más cortos.

En definitiva, la evolución de la ocupación se ralentiza, en comparación con 2018, si bien, como dato positivo, se produce un aumento de la ocupación en el sector industrial. También hay un crecimiento en el empleo asalariado en el sector privado.

Incremento de la población parada: en nuestra Comunitat las personas paradas ascienden a 348.000, lo que supone un aumento de 10.700 personas, con respecto al trimestre anterior. Esto supone un peor dato que el registrado, en el mismo periodo del 2018, en donde el desempleo disminuyó en 32.700 personas.

La tasa de paro se sitúa en el 14,30%, ligeramente por encima del 14,11% del trimestre anterior, aunque por debajo del 15,64% registrado en el segundo trimestre de 2018.

Este aumento del desempleo se concentra en la provincia de Valencia, con 10.700 personas desempleadas más, frente a mínimos descensos en Alicante y Castellón.

El desempleo aumenta en todos los sectores, salvo en el colectivo sin empleo anterior. Cabe destacar el aumento en el sector servicios, con un incremento de 15.200 personas frente a un descenso en 22.600 en el mismo trimestre del año anterior.

Por sexos, aumenta el desempleo en mayor proporción entre los hombres, con un 4,18%, frente al incremento del 2,34% entre las mujeres. Aún a pesar de esto, las mujeres representan el 54% de la población parada y los hombres el 46%.

Por edad, se concentra en las personas menores de 25 años, donde se produce un incremento de más de 13 mil personas paradas, lo que supone un incremento del 27,37%.

Reducciones de la población parada de larga duración: Por lo que se refiere a los parados de larga duración se produce un claro descenso, pasando de representar el 47,20% del total en el primer trimestre al 42,21%, en el segundo, con un total de 146.900 personas.

Buena evolución en Hogares con todos sus miembros en paro: el porcentaje de hogares con todos sus miembros en paro también disminuye, pasando del 7,87% al 6,93%, por debajo de la media nacional que es del 7,40%.

En definitiva, datos que reflejan grandes brechas de género y edad y territoriales. Al margen del incremento y reducción de las variables, no sólo persisten, sino que se incrementan las brechas entre hombres y mujeres y las personas más jóvenes.

0
0
0
s2smodern